La CGT volverá a marchar contra el Gobierno y la chance de otro paro general divide a sus dirigentes

La CGT volverá a marchar contra el Gobierno y la chance de otro paro general divide a sus dirigentes

(Por Jorge Duarte @ludistas) La movilización será a pedido de los gremios industriales. Es el retorno de la CGT a las hostilidades y una forma de descomprimir la presión interna que crece en reclamo de un paro general.

Luego de un extenso receso veraniego, la principal central obrera del país hará un retorno a las hostilidades contra la política económica del Gobierno Nacional. Será con una movilización (que esperan multitudinaria) en la que reclamarán un cambio de rumbo a la gestión Cambiemos.

La iniciativa surgió de un cónclave que mantuvieron los gremios industriales la semana pasada al que asistieron, entre otros, los pesos pesados Antonio Caló (UOM) y Rodolfo Daer (alimentación). Además dieron el presente textiles, mecánicos, curtidores, gráficos, ladrilleros, papeleros, etc.

Allí los referentes trazaron un panorama desolador de sus respectivas actividades y resolvieron elevar la propuesta de una movilización a la cúpula cegetista bajo las consignas:  ‘Por la producción y el trabajo’ y ‘Sin empresas ni trabajadores no hay país’.

El encuentro tuvo como invitados al binomio de conducción de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña, que dieron un primer guiño a lo resuelto. Además, sobrevoló la idea de una huelga general en el corto plazo, aunque sobre eso todavía hay incertidumbre.

Fuentes de la central obrera estiman que la convocatoria será masiva, y que la fecha en la que se llevará a cabo será entre los últimos días de marzo y la primera quincena de abril.

“El jueves que viene vamos a convocar a los sindicatos industriales y a las cámaras empresarias del sector productivo para coordinar en ese colectivo la marcha”, manifestaron altos dirigentes cegetistas en respuesta al pedido de apoyo de los referentes industriales.

En la práctica la movilización será el retorno de la CGT al centro de la escena y la primera medida de fuerza de 2019. La resolución en el marco de una recesión que todavía no se sabe si tocó piso y con una inflación que no cesa, es una salida a las presiones internas y externas que reclaman un paro general.

Es que no sólo el Frente Sindical para el Modelo Nacional y la Corriente Federal pidieron públicamente una huelga y un plan de lucha, sino que varios de los que todavía se sientan en el Consejo Directivo de la CGT adhieren a esa propuesta.

Algunos, incluso, mencionaron esas diferencias como la principal causa de la suspensión de la reunión de Consejo Directivo, que estaba previsto para la semana pasada y que se pospuso (según la versión oficial) por las vísperas del feriado de carnaval.