“Al Presidente le escriben el diario de Yrigoyen”

“Al Presidente le escriben el diario de Yrigoyen”

“Al presidente le escriben el diario de Yrigoyen y algunos (funcionarios) no ven la realidad que está viviendo el país”, sentenció Pablo Moyano. Y puntualizó que “este modelo económico es contrario a los intereses de los trabajadores”.

El secretario adjunto de la Federación de Choferes de Camiones, Pablo Moyano, volvió a disparar con munición pesada contra el Gobierno Nacional. El hijo de Hugo dijo que Camioneros negociará paritarias en julio, aunque anticipó que van a estar “por encima” de la pauta impulsada por el Gobierno de un 18 por ciento.

“Ningún sector de los trabajadores quiere firmar y quedar pegado a un aumento salarial del 18 por ciento en cuatro cuotas que impulsa el Gobierno”, dijo el dirigente sindical, a la vez que enfatizó que “camioneros comienza a discutir paritarias en julio pero vamos a estar muy por encima de ese porcentaje”.

En declaraciones radiales, el dirigente sostuvo que “la inflación se está descontrolando hoy con los peajes y en los últimos tiempos con los precios de las tarifas de luz y gas y con el aumento de los productos de la canasta básica, lo que afecta a la mayoría de los trabajadores”.

Al ser consultado sobre las paritarias, precisó que “algunos gremios quedaron por debajo de la inflación porque todavía están esperando la llegada de inversiones que iban a llegar en el segundo semestre, según el relato que hacen algunos funcionarios del Gobierno”.

En ese sentido, manifestó su convicción de que “al presidente (Mauricio Macri) le escriben el diario de Yrigoyen y algunos (funcionarios) no ven la realidad que está viviendo el país” y puntualizó que “este modelo económico es contrario a los intereses de los trabajadores”.

“Los bancarios acordaron un aumento salarial importante y el ministerio de Trabajo recurrió a la Justicia para no homologarlo y lo mismo va a ocurrir con los maestros”, analizó.

Tras señalar que “éste va a ser un año muy conflictivo porque hay despidos en el sector industrial, y si no hay industria eso va a afectar al transporte”, minimizó los alcances de las grandes cosechas que favorecieron la actividad de los camioneros.

En ese sentido añadió que “el sector del campo es el que más negrea y explota a los trabajadores” y señaló que los camiones que transportan cereales en las rutas “son obsoletos”.