sábado, septiembre 18

«Vamos a seguir trabajando sin descanso hasta que logremos eliminar de nuestro campo la vergüenza del trabajo infantil, la trata de personas y el trabajo en negro»

El secretario General de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), José Voytenco, destacó el «trabajo conjunto» con el Gobierno Nacional y las organizaciones empresarias, para la «erradicación definitiva del trabajo ilegal», en el marco de conmemorarse hoy Día Internacional contra el Trabajo Infantil.

«La Asamblea General de las Naciones Unidas ha instado a la comunidad internacional a emprender actividades para erradicar el trabajo forzoso y el trabajo infantil, y declaró 2021 como el Año para la Eliminación del Trabajo Infantil, solicitando a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que asuma el liderazgo de la implementación», destacó Voytenco en declaraciones a Télam.

En ese marco, el dirigente gremial reconoció: «Es una realidad incontrastable que existen en el campo cientos de miles de familias trabajadoras condenadas a condiciones indignas de vida, sin acceso a la vivienda y hasta en ocasiones sin poder garantizarle el mínimo sustento para sus hijos».

«Es cierto que hay culturas y tradiciones que piensan que lo mejor para la formación de un niño es el trabajo. Pero mucho más cierto es que los niños, niñas y adolescentes deben tener como principal actividad su educación, que es la herramienta indispensable que les permitirá hacer frente a las contingencias de la vida», agregó.

De inmediato, Voytenco destacó que «en la mayoría de las inspecciones que realizamos en conjunto con la Uatre, el Registro Nacional de Trabajadores Rurales (Renatre) y los organismos del estado afines, encontramos casos de incumplimiento de la legislación vigente, no solo por la existencia de trabajo no registrado, sino porque encontramos trabajo infantil».

Para el sindicalista rural, «es una responsabilidad de todos los involucrados, el Estado, las organizaciones gremiales, los empresarios y la comunidad en su conjunto tomar conciencia de la perversidad y el daño que implica hacer trabajar a un niño, una niña o un adolescente».

«Los chicos y chicas tienen que ir a la escuela, en su infancia tienen que poder jugar y socializar con sus pares, no con los adultos y en un ámbito laboral. Y desde la Uatre y el Renatre vamos a seguir trabajando sin descanso hasta que logremos eliminar de nuestro campo la vergüenza del trabajo infantil, la trata de personas y el trabajo en negro», afirmó finalmente Voytenco.