miércoles, junio 29

Tras el paro por tiempo indeterminado, la UOM Tierra del Fuego a un paso de firmar una paritaria 20 puntos superior a la que dejó Caló

La cámara empresaria de las empresas electrónicas fueguinas envió una nueva propuesta de aumento salarial a los integrantes de la UUOM Río Grande. La oferta fue del 65% a pagarse en tres veces con una suma no remunerativa de $45000 pesos, que supera en 20 puntos el acuerdo que había alcanzado Caló y en 10, la primera oferta empresaria a este reclamo.

Tras la audiencia del viernes pasado, los representantes de los trabajadores metalúrgicos deben decidir si aceptan la nueva propuesta salarial de la cámara empresaria AFARTE que fue elevada a la comisión directiva de la UOM o no.

La parte empleadora dejó atrás el discurso conflictivo que había dejado entrever la semana pasada Federico Hellemeyer, titular de la cámara, y mejoró la oferta a una suba del 65% a pagarse en tres veces, 35% de abril, 15% en julio y el restante 15% en el mes de octubre con una revisión en noviembre. A esto se suman 45 mil pesos no remunerativos a pagar en dos cuotas, serían 25 mil pesos en mayo y 20 mil en junio.

Esta oferta se acerca a lo pretendido por la UOM Río Grande en un comienzo por lo que hay grandes posibilidades de que se cierre la negociación paritaria.

En un breve resumen, recordemos que el sindicato de metalúrgicos reclamó que se abra la negociación paritaria para superar el aumento que cerró el exsecretario general a nivel nacional Antonio Caló de 45%. El sector empresario lo rechazó y el «Zurdo» Martínez, muy presionado por las bases que reclaman por el deterioro salarial, con una elección ganada con lo justo y con el cambio de época en la UOM a nivel nacional, dictó un paro por tiempo indeterminado.

Las electrónicas fueguinas respondieron con una seria amenaza de despidos masivos «con causa justa» y entonces intervino el ministerio de Trabajo que dictó la Conciliación Obligatoria. Los metalúrgicos en asamblea decidieron acatarla y se volvieron a sentar a negociar pero desde la cámara realizaron declaraciones que parecían alejar la posibilidad de lograr un acuerdo en buenos términos en el corto plazo. Sin embargo, más allá de la entrevista, en la audiencia las cosas cambiaron. Ahora le toca decidir al gremio.