miércoles, agosto 10

Trabajadores pobres: los números que confirman el fenómeno del que habló CFK en su discurso del Chaco

Los números de empleo marchan muy bien. La recuperación económica derivó en miles de nuevos puestos de trabajo y en la caída de la desocupación al 7%. Sin embargo una porción importante de los trabajadores formales está debajo de la línea de la pobreza. Entre los no registrados, los pobres son millones.

«Hay trabajadores en relación de dependencia pobres, algo que no había pasado nunca en la Argentina, esto es producto de la concentración de los ingresos y una política de salarios bajos», dijo la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que reapareció el pasado viernes para recibir el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional del Chaco Austral en Resistencia.

A ciencia cierta, el fenómeno de trabajadores pobres no es nuevo, pero atraviesa en estos años una masificación de la que no se tenía registro en la Argentina.

El modelo económica de Alberto Fernández muestra signos de éxito. Fundamentalmente en la recuperación del empleo. Según Indec, la desocupación alcanza al 7%, el número más bajo desde el último año de CFK. Ese descenso se explica por el crecimiento (o rebote) de la economía.

Sin embargo, aún con 7% de desocupación la pobreza estaba a fines de 2021 en el 37%. Lo que implica que una porción muy importante de quienes tiene un empleo se encuentran por debajo de la línea de la pobreza.

Según los datos del último informe del Programa de Capacitación y Estudios sobre el Trabajo y el Desarrollo de la Universidad Nacional de General Sarmiento con los últimos datos disponibles, los de fines de 2021, un 28% del total de los trabajadores es pobre.

Trabajadores pobres: los números que confirman el fenómeno del que habló CFK en su discurso del Chaco

Si desglosamos por segmento, encontramos que la pobreza entre los no registrados alcanza al 45%. Es decir algo más de 2 millones de trabajadores. Entre los cuentapropistas el número de pobres asciende al 41%.

El número que marcaba CFK, y que es un signo de la época, se detecta entre los trabajadores registrados del sector privado, la crema del mercado laboral. Allí un 15% están por debajo de la línea de la pobreza. Es decir, algo asá como un millón de asalariados.