jueves, diciembre 8

Trabajadores del frigorífico de Paty y Quickfood están de paro por tiempo indeterminado, denuncian hostigamiento para que acepten «retiros voluntarios»

José López, secretario general del Sindicato de la Carne, informó que actualmente los trabajadores del frigorífico Marfrig están en conflicto debido a las presiones que ejerce la empresa para forzarlos a aceptar «retiros voluntarios». Aseguran que de esta forma ya lograron deshacerse de 120 trabajadores.

En diálogo con medios locales de Baradero explicó por qué se llegó al punto de decidir hacer paro por tiempo indeterminado. «No hemos llegado a un acuerdo. Después que finalizó la conciliación obligatoria, la empresa empezó a perseguir a los empleados. Agregaron 50 cámaras sin autorización del Ministerio de Trabajo. Es un hostigamiento constante para que accedan a un «retiro voluntario».»

«Se han ido 120 compañeros hasta la fecha por cansancio. Llegaron a suspender 7 compañeros por día por llegar un minuto tarde, o tardar en el baño por ejemplo. Les cambian los turnos, amenazan con dejarlos sin trabajo. Llegamos a un límite», detalló López.

La empresa que fabrica las líneas de Paty y Quickfood se justifica y luego se contradice. «Dicen que están saturados de gente y trajeron gente de San Jorge, no tiene lógica.», planteó el dirigente.

«Tanto gerente de RRHH y de producción no son de Baradero por eso no les importa nada»

«Hay compañeros aislados con Covid que no les están pagando el sueldo, y contactos estrechos que los hacen seguir trabajando poniendo en riesgo más gente»

Mientras continúen estas condiciones los trabajadores con el Sindicato de la Carne continuarán con el paro por tiempo indeterminado. A la vez, se presentan en las audiencias que convoca el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires para mediar en el conflicto.