miércoles, abril 14

Trabajadoras de Comodoro Py reclaman adecuar la “Justicia a una perspectiva de género”

El colectivo de Mujeres Trabajadoras de Comodoro Py emitió hoy un comunicado en el que reclamó “adecuar la conformación de la justicia a una perspectiva de género” y capacitar a sus integrantes, luego de que trascendiera que un juez de la Cámara Federal de Casación Penal había enviado mensajes agresivos hacía sus colegas mujeres durante el 8M.

“En el marco del reclamo social de una reforma judicial feminista, las trabajadoras judiciales de Comodoro Py no seremos cómplices de las inconductas de dos miembros de la Cámara Federal de casación penal: Gustavo Hornos –actual presidente de este tribunal- y Juan Carlos Gemignani”, sostuvieron.

Las trabajadoras de Comodoro Py recordaron que en los últimos días salió a la luz una vieja denuncia por violencia de género contra el juez Hornos en la cual fue sobreseído.

Remarcaron que no pueden dejar de señalar “las particularidades que atravesaron ese caso, en tanto que el juez que intervino decidió darle validez al relato del acusado por sobre el de la víctima, argumentando que no surgían del sumario elementos de prueba para acreditar o desvirtuar las versiones contrapuestas”.

Sobre Geminiani, sostuvieron que “es el otro juez de la Cámara Federal de Casación Penal que ha dado muestras de su anclaje en patrones socioculturales de violencia sistemática hacia las mujeres” y reseñaron al menos tres situaciones en las que eso habría quedado en evidencia.

“Hoy, nuevamente, es noticia por la violencia verbal y el maltrato propicio de sus colegas, las juezas (Ana María) Figueroa y (Ángela) Ledesma”, sostuvieron en relación al mensaje el que magistrado mandó al grupo de whatsapp de los jueces de Casación por el 8M que comenzaba con la frase “Feliz día, sobre todo para las delincuentes”.

“Recordamos que ya ha tenido comportamientos violentos, en otra oportunidad, con una tercera camarista, por lo que fuera denunciado ante el Consejo de la Magistratura en el año 2019”, señalaron en referencia a la vez que echó de una reunión a su colega Liliana Catucci.

“Tampoco podemos olvidar que fue denunciado por un violento episodio cuando ordenó la detención de una funcionaria que se negó a cumplir una orden ilegalmente impartida. Este hecho concluyó con una sanción en su contra calificada como un acto de violencia contra la mujer. Lamentablemente, la causa que se le siguió por la detención ilegítima de la funcionaria, concluyó en un llamativo sobreseimiento de la Cámara federal, integrada por tres varones”, recordaron.

“Son claras las muestras de lo poco que le importa el respeto por los derechos humanos entre los cuales -como es obvio, aunque no para él- se encuentran los de las mujeres. Recientemente y sumado a todo esto, no contento con su accionar en el pasado, ha trascendido que en el marco del día de la mujer le pareció oportuno burlarse de sus colegas mujeres dentro de la cámara, afirmando que la lucha del movimiento feminista y de las mujeres no se trata más que de un relato”, sostuvieron.

Por esas situaciones, las Mujeres Trabajadoras de Comodoro Py consideraron que “es fundamental adecuar la conformación de la justicia a una perspectiva de género y para eso resulta imprescindible la capacitación de todos los magistrados funcionarios y empleados al respecto”.