martes, diciembre 6

Tensión en el gremio lechero: las Pymes buscan bajar aportes a ATILRA

Tras un comunicado del gremio lechero Atilra en el que advierten que la cámara empresaria solo busca avanzar sobre los derechos laborales, la entidad que agrupa a las pymes lácteas respondió que plantean una negociación porque consideran a los aportes «excesivos» pero «ellos ven una agresión».

A fines de marzo el Consejo Directivo Nacional de ATILRA circuló un comunicado para informar a las y los trabajadores sobre las intenciones de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL) de someter a una mesa de negociación los aporte patronales en materia de salud porque los considera «excesivos».

Este miércoles, la cámara empresaria salió a responder públicamente a ATILRA, porque desde su perspectiva, solo se trata de «llegar a un acuerdo para definir normas que contemplen las especiales características de las pymes en lo que respecta a forma de trabajo y relaciones laborales con sus trabajadores.»

Sin embargo, desde el gremio de trabajadores de la industria láctea advirtieron que «En la última negociación con las cámaras, APYMEL rechazó actualizar los aportes destinados a la salud de sus trabajadoras y trabajadores mostrando un profundo desprecio por ellas y ellos y sus familias.»

Respecto a la acusación de que determinados aportes que las empresas deben pagar al gremio “están en exceso y por encima de los que se abonan a otros gremios”. Desde ATILRA replicaron que «No se les ha solicitado ningún aporte extraordinario. Se les ha impuesto que deben devolver una pequeña parte del dinero de los trabajadores con el que se han quedado ya que el aumento en los productos lácteos sólo en el período Enero – Septiembre ha sido del 55,43 %!!!»

Héctor Ponce, secretario general de Atilra

El gremio lleva una mirada más amplia del conflicto porque de poco sirve negociar una buena paritaria si después los precios aumentan sin justificación, especialmente en el rubro alimenticio.

Pero esto no es todo: «Además de esta tremenda brecha entre aumento de los salarios y el incremento del precio de los productos lácteos que sus propios trabajadores fabrican, existe también la diferencia con la que se han quedado al no haber aplicado en término la actualización salarial conforme se iba dando la inflación según IPC. Es decir que ese aporte NO TIENE NADA DE EXTRAORDINARIO; solo tiene por objeto compensar en parte los daños producidos a la obra social por la falta de actualización en término de las remuneraciones.

Desde la cámara aclararon que «En ningún momento se habla de reducción de salarios y de disminución de aportes a los trabajadores.» sino de «regular determinadas cuestiones de manera especial y distinta (no por eso perjudiciales) que mejoren las condiciones laborales y generen mayores fuentes de trabajo.«

Y tras remarcar que no son enemigos concluyeron el comunicado anunciando que recurrieron a herramientas y medios legales para habilitar la negociación.