jueves, diciembre 1

Pymes industriales instan a reducir el consumo de 13 a 16, en consonancia con pedido del Gobierno

Cámaras representativas de la pequeña y mediana industria manifestaron hoy su adhesión al pedido del Gobierno para economizar energía eléctrica en medio de la ola de calor. El presidente de Industriales Pymes Argentinos Daniel Rosato afirmó que es la «primera vez» que un gobierno les avisa con antelación y les permite reorganizarse.

En este sentido, instaron a sus compañías asociadas a reducir la actividad entre las 13 y las 16 horas del jueves y, en lo posible, reacomodarla el viernes en otras franjas horarios, a fin de evitar que el sistema colapse.

Así lo señalaron en declaraciones a Télam el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, y la directora ejecutiva de la Fundación Pro Tejer, Priscila Makari.

Rosato aclaró que el pedido no incluye a las industrias con procesos continuos, ya que en ese caso la alteración de las modalidades de producción se torna más difícil y onerosa.

El dirigente destacó que «por primera vez» un Gobierno recurre a avisar con antelación a las empresas para que estas puedan diseñar su actividad, y de esta forma «minimizar el impacto negativo» por la baja temporal de la producción.

«Siempre ocurrió que nos cortan la energía sin previo aviso, causándonos estragos», planteó.

Por su parte, la Fundación Pro Tejer, que agrupa a cámaras y empresas del sector textil, dio a conocer un comunicado en el que señala que acompañará «la iniciativa del gobierno bajando el uso de la energía eléctrica al mínimo posible en los horarios solicitados para evitar mayores tensiones en el sistema».

«Entendemos que es un contexto atípico en términos de temperaturas muy superiores al promedio y en un contexto sanitario en el cual hay muchas personas en aislamiento, por lo que resulta fundamental hacer todo lo posible para aportar en la disminución del consumo eléctrico», añadió la entidad.

Asimismo, Makari remarcó que a la ola de calor y el mayor consumo derivado del crecimiento de la actividad económica, «se suma el contexto sanitario» con un elevado nivel de ausentismo laboral a causa del aumento de casos de Covid.

«Nos parece importante que como país pongamos el foco en las inversiones» subrayó Makari en un reclamo a las empresas distribuidoras, pero también las de generación y transporte ya que «la industria está creciendo mucho y va a necesitar de una mayor potencia energética».

La directora ejecutiva de Pro Tejer explicó a Télam que la «presencia federal» del sector textil en diferentes puntos del país «disminuyó el impacto» de los cortes de luz, concentrados en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).