domingo, septiembre 25

Podrían cerrar las primeras paritarias de personal doméstico

El encuentro se desarrollará a partir de las 11.30 en el piso 18 del Ministerio de Trabajo, ubicado en la avenida Leandro N. Alem 650 de la Ciudad de Buenos Aires.

En el marco de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, los sindicatos del sector reclamaron a principios de este mes un incremento salarial del 25 por ciento para las distintas categorías a partir del primero de septiembre y un 10 por ciento desde el primero de enero de 2016.

La categoría “Personal para tareas generales con retiro”, que es la establecida para las casas particulares, hasta agosto pasado fue fijada en 4.186 pesos por ocho horas de trabajo o 33 pesos la hora.

Según informaron fuentes gremiales, el viernes pasado desde la cartera laboral se cursaron citaciones oficiales a las distintas partes, integradas, además de los sindicatos, por dos asociaciones de empleadores y tres entes estatales.

Si bien admitieron que la citación no precisa el motivo de la convocatoria, las mismas fuentes señalaron que aún queda pendiente la respuesta al reclamo salarial.

A principios de este mes se constituyó la paritaria de la actividad entre el Ministerio de Trabajo de la Nación, los sindicatos del servicio doméstico y asociaciones civiles patronales del sector que tiene como parte de sus atribuciones fijar el salario de las empleadas domésticas, caseros y cuidadores no terapéuticos.

Hasta septiembre de 2014, el aumento salarial para estas actividades lo establecía la cartera laboral cuando fijó un incremento del 30 por ciento promedio en las distintas escalas.

De la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares participan desde el sindicalismo siete gremios del servicio doméstico, entre ellos la Unión del Personal Auxiliar de Casas Particulares (UPAC) que encabeza la dirigente Lorenza Benítez y que es el mayoritario por tener más cantidad de afiliados en todo el país.

Por la parte empleadora lo hacen dos asociaciones civiles: el Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (SACRA), ya que representa a “las dueñas de casa”, y el EMTRACAP (Empleadores de Trabajadores Comprendidos en el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares). Esta asociación civil nuclea a profesionales de actividades vinculadas con el servicio doméstico.

Completan la Comisión, el Estado Nacional con representantes de los Ministerios de Trabajo, de Economía y de Desarrollo Social, siendo presidida por el subsecretario de Relaciones Laborales de la cartera laboral Álvaro Ruiz.

La presidenta Cristina Fernández de Kichner promulgó en abril de 2013 la Ley 26.844 que creó este régimen laboral para las empleadas domésticas a las que se les reconocen los mismos derechos que el resto de los trabajadores, como vacaciones pagas, jubilación, licencias por enfermedad, indemnización por despido y una jornada de trabajo de 48 horas semanales como máximo.

Desde que se entró en vigencia esta norma hasta febrero de este año, se duplicó la cantidad de personal registrado al pasar de unas 220.000 empleadas domésticas a cerca de 475.000″.

En este sentido, el ministro de Trabajo Carlos Tomada había destacado que este crecimiento en el registro legal de las trabajadoras de casas particulares «contradice lo que señalan los sectores conservadores de la sociedad en cuanto a que las leyes laborales promueven que haya menos trabajo o más trabajadores no registrados».