jueves, agosto 11

Piumato le bajó un segmento de la lista de Belchis, en una jugada que busca desalentar el voto opositor y su representación en Congreso de la organización

La Junta Electoral de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación que responde a Julio Piumato le bajó ayer la categoría de Congresales a la nómina opositora que encabeza Luis Belchis en la Ciudad de Buenos Aires. Deberá presentarse con «lista corta» lo que desalienta el voto y le veda la representación en el Congreso Nacional del sindical.

Luego de reiteradas dilaciones, la Junta Electoral de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN) resolvió rechazar la oficialización de la lista Celeste y Blanca que encabeza Luis Belchis para la categoría de Congresales ante la Asamblea de representantes por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La decisión implica que los opositores, nucleado en la Celeste y Blanca, deberán tener presencia en los cuartos oscuros con «lista corta» lo que le quita chances concretas en la compulsa electoral. Adicionalmente les resta espacios y representatividad en el órgano máximo de representación del sindicato.

«Entendemos que esta decisión de la Junta Electoral vicia el carácter democrático de las próximas elecciones, ya que en el marco de estas irregularidades se deja afuera de la elección a la única lista opositora con alcance nacional, producto de la confluencia de diversos sectores, con el objetivo de evitar llevar adelante la tan ansiada renovación de autoridades», sostuvo la Lista Celeste y Blanca.

Piumato le bajó un segmento de la lista de Belchis, en una jugada que busca desalentar el voto opositor y su representación en Congreso de la organización
Piumato le bajó un segmento de la lista de Belchis, en una jugada que busca desalentar el voto opositor y su representación en Congreso de la organización

«Luego de 30 años de conducción de la Lista Marron, la participación de la lista Celeste y Blanca busca ser obstaculizada, entorpeciendo la posibilidad de llevar adelante elecciones transparentes en las que sean los afiliados quienes decidan sobre la continuidad de Julio Piumato al frente del sindicato», añadieron.

 Piumato, que comanda el sindicato desde 1990. De hecho, para las elecciones del 17 de mayo próximo, es la primera vez desde la creación de la UEJN, hace 50 años, que se conforma un espacio opositor con judiciales de todo el país con chances de competir.

«Una conducción que recurre a estos métodos ante la existencia de una oposición nacional, federal y representativa, no hace más que demostrar debilidad», remarcaron desde el espacio que lidera Belchis.

Los judiciales que podrán pasar por las urnas en mayo son aproximadamente 12.700 de los cuales unos 5.500 pertenecen a la seccional porteña donde los opositores esperan hacer pie y ahora son boicoteados por el oficialismo.