jueves, agosto 11

Pereyra suma negocios, ahora una ART

El sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, que conduce Guillermo Pereyra, sigue sumando cajas. El líder petrolero y número dos de la CGT Azopardo estuvo presente el jueves en la elección de las autoridades de la mutual que dirigirá la ART petrolera, que buscan poner en marcha en el corto plazo y que ya cuenta con la autorización del ministerio de Trabajo.

En una reunión llevada a cabo en el camping que el sindicato tiene en la capital neuquina, Pereyra fue electo como presidente de la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) petrolera. Se trata de la primera entidad de este tipo creada por un sindicato.

Desde el gremio Petrolero señalaron que en los últimos tiempos los accidentes laborales se incrementaron y que algunas ART «benefician» a las empresas porque «no cumplen con los tratamientos o terminan haciendo regresar a los trabajadores antes de tiempo». «Si fuera por ellos, los mandan a trabajar en muletas», señaló un vocero.

El sindicato petrolero fue habilitado por Trabajo para constituirse. La última reforma a la Ley de aseguradoras de riesgos de trabajo permite a las asociaciones gremiales conformarse como ART, pero bajo la modalidad de mutual que no persigue fines de lucro.

La organización que dirige Pereyra cuenta en la región con unos 23.000 afiliados y si bien la adhesión es voluntaria, se da por descontado que los trabajadores optarán masivamente a la propuesta del sindicato aumentando la ya suculenta porción de recursos con la que cuentan.

Según adelantaron, la mutual contarán con dos tipos de asociados. Por un lado estarán los activos, que serán directivos y delegados del sindicato y, por otro, los socios pasivos que serán los afiliados directos.

Hasta el momento no hay fecha de lanzamiento, pero esperan que sea antes que finalice el año en curso por lo que se encuentran apurando los detalles administrativos.

«Un 20 ó 30% de los trabajadores petroleros tienen problemas traumatológicos que no siempre son bien tratados. Entonces las ART no se hacen cargo o directamente le cargan a la obra social un servicio que deben prestar ellos», indicaron desde el área de prensa del sindicato. La idea, que se discutió durante el almuerzo, fue la «terminar con los negocios entre las empresas y las aseguradoras».