domingo, septiembre 25

Para Moyano es momento de hacer sentir el malestar

El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, ratificó que en “los próximos días” los gremios del transporte demostrarán su “malestar” por la falta de respuestas del gobierno al reclamo por el impuesto a las ganancias.

Con estas palabras, el camionero alimentó las versiones de que los gremios del transporte convocarían a una inminente medida de fuerza, al participar del acto de inauguración de la nueva sede del Sindicato de Guincheros y Grúas Móviles en el barrio porteño de Barracas.

Los sindicatos del transporte, la mayoría integrantes de la CGT Azopardo, pero también varios miembros de la CGT que comanda Antonoi Caló, se reunirán hoy para definir los pasos a seguir, luego de que el gobierno no accediera a sus demandas, y no se descarta que convoquen a un paro.

Sin embargo, según pudo saber InfoGremiales, se espera que primero se tomen medidas menos contundentes como quites de colaboración, retención de horas extras o la realización de asambleas, que podrían entorpecer el funcionamiento del transporte, para luego avanzar en algo más extremo.

“Estamos apoyando a los Guincheros en sus logros, ya que los gremios del transporte nos mostramos unidos de cara a la lucha contra el impuesto al trabajo. Los próximos días demostraremos el malestar que sentimos todos los gremios de la actividad”, advirtió Moyano.

Y agregó: “El gobierno nos dijo que no a nuestros pedidos justos, pero no pueden decir que no buscamos dialogar, ellos son los responsables de la protesta que instrumentemos”.

En la inauguración estuvieron Juan Carlos Schmid por la Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval, y sindicalistas de gremios del transporte como el camionero Omar Pérez y el líder de los aeronáuticos de UPSA, Rubén Fernández.

La nueva sede central de seis pisos del gremio que conduce Roberto Coria servirá para brindar capacitación sindical, turismo y servicios de mutualismo para más de los 7000 trabajadores que operan en los puertos del país.

En el acto, Coria lamentó que existan “excesivos controles a los trasbordos y regulaciones que solo generan restricciones innecesarias”, y advirtió: “Hace pocos meses nuestra gente movía 25 contenedores por hora y hoy está en 10 contenedores. Este impacto nos preocupa”.