domingo, enero 23

No es Sandrín, es Mariú

(por pablo cano) Demostrando una vez más que está dispuesto a caminar el barro de la semántica sin conflictos, el mormón negro de CAMBIEMOS – el Jefe de Gabinete Marcos Peña- prestó un servicio más al cuidado de la imagen del gobierno en una desopilante entrevista que brindó al comunicador independiente Marcelo Longobardi, dónde reconoció que Sandra Heredia había sido contratada por la intervención del SOMU que ¨… fue ejemplar…¨. Sin embargo ni Peña supo explicar que tenía de ejemplar contratar a la casera del Ministro de Trabajo en la intervención de un sindicato, ni que función cumplía esta en dicha intervención (Peña afirmó con orgullo que Sandrín había ido a trabajar todos los días a la intervención del SOMU) ni mucho menos el periodista hizo de tal y efectuó la obvia repregunta…nota al margen, no deja de sorprender como Peña explica los diversos dislates del gobierno cómo si fuera un Kennedy boy contando de su lucha contra el racismo…en fin.

Sin embargo, lo que está dejando en claro el SOMU gate es que el sistema de poder de CAMBIEMOS es bifronte y Macri no puede permitir (o permitirse) que alguna sombra toque el universo angelado de Maria Eugenia Vidal, quien a esta altura es algo así como el comodín de todo el sistema político vernáculo. El oficialismo la tiene como un inmejorable plan A bis para el 2019 y una parte importante de la oposición la encuentra tan cercana que a veces uno se pregunta quien está engañando a quien.

Ahora bien, el uso indiscriminado del whats up que ha hecho Triaca corrió el telón sobre una de las primeras manchas negras que registra el impoluto registro público de CAMBIEMOS, tan primera que se remonta a los primeros meses de gestión de MACRI y tan grave que afecta tanto al Presidente -por involucrar a su Ministro- como a VIDAL, ya que el SOMU fue el primer destino dentro de la gestión macrista de la actual Senadora GLADYS GONZALEZ, quien no sólo funciona en los focus group como alter ego de VIDAL sino que también es la esposa del hombre mas importante del esquema de la Gobernadora, el Presidente de la Cámara de Diputados Provincial, Manuel Mosca. De hecho y a raíz del paso de GONZALEZ por la intervención del SOMU, hay causas que incluso involucran al matrimonio como la iniciada por un viejo socio de ambos, el edil avellanedense Roberto Garcia, y también navega en las aguas profundas del Juzgado de Servini de Cubría otra causa iniciada por allegados al Caballo Suarez sobre irregularidades en la intervención durante el mandato de la actual Senadora dónde son más claros los hechos que se citan dado que hay varias contrataciones de servicio y personal efectuadas por GONZALEZ que son del mismo tenor de las que empiezan a florecer vinculadas a Triaca.

El Ministro, por peso propio y por funcionalidad, bien podría ser eyectado hacia un destino de embajador a la brevedad…pero si por alguna razón el SOMU gate siguiera destapando irregularidades hacia el trayecto de toda la intervención, sería imposible que las mismas no tocaran a Gladys Gonzalez, a Mosca y a María Eugenia Vidal, ya que el matrimonio no tiene las espaladas públicas que tiene un ministro para acolchonar el escándalo a su jefe. Y en tal caso no sería PEÑA el que tiene que dar explicaciones, sino la propia VIDAL.

Al instalarse en la agenda el SOMU gate, desde el propio Ministerio de Trabajo apuntaron a gargantas profundas del gabinete nacional interesado en su puesto…¿que pasaría si Triaca sospecha no ya de algún compañero de la gestión sino que es la propia VIDAL que lo entrega al escarnio público para cuidar sus alfiles y su propia espalda?. El mejor equipo de los últimos 50 años parece que no puede escapar de las miserias a las que el ejercicio del Poder los somete. Tarde o temprano, la tragedia de parecerse en las formas pone en evidencia que lo que importa es el fondo…y allí no todos somos iguales.