martes, octubre 4

Maturano criticó al Gobierno, sumó al «Moyano cordobés» a su armado de transporte y sigue desafiando a la CATT

Omar Maturano encabezó el segundo plenario de la UGATT, estructura de transporte que lanzó hace poco más de un mes y con la que pide reconocimiento gubernamental. Ahora sumó al gremio de los Saillen, el conocido como «Moyano cordobés» y sigue sus desafíos a la CATT de Pablo Moyano y Sergio Sasia.

Los principales referentes de la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT) concretaron ayer lo que fue el segundo plenario del espacio relanzado hace un mes por Omar Maturano y el apoyo logístico de Luis Barrionuevo.

La idea de la convocatoria era dar forma a la agenda de trabajo y analizar pasos a seguir tras las gestiones que realizaron los dirigentes con el Gobierno Nacional.

«Instamos a los Gobiernos a fomentar la expansión de redes seguras, accesibles y de propiedad pública, porque no solamente disminuirá así nuestro impacto medioambiental, sino que también se crearán millones de empleos verdes de calidad para todas y todos», precisaron en un duro documento difundido a posteriori titulado «Decir no es hacer y prometer no es realizar

Maturano sumó al "Moyano cordobés" a su armado de transporte y sigue desafiando a la CATT de Pablo y a Sasia

«De forma tal que la intervención del Estado Nacional con las inversiones en la infraestructura del Modo Multimodal, como en la energía limpia necesaria para impulsarlos, reducirá significativamente las emisiones de carbono, afectará un uso racional y sustentable del suelo reduciendo la altísima tasa de mortalidad por accidentes carreteros», añadieron.

El encuentro tuvo lugar en Rosario, en un primer tiro por elevación a los Moyano, enemigos predilectos del líder de La Fraternidad. La sede fue el Sindicato de Camioneros de Santa Fe encabezado por el anfitrión Sergio Aladio, uno de los pocos dirigentes que se desafilió de la Federación que comanda Hugo Moyano.

El segundo mensaje, hacia el también Presidente del Club Atlético Independiente, fue la incorporación a la filas de la UGATT del gremio de recolectores cordobés que comanda Mauricio Saillen.

Saillen es popularmente conocido en su tierra como «El Moyano cordobés». De hecho envió a su hijo Franco, integrante de la comisión directiva de su gremio, a dar el visto bueno.

Desde rosario, los dirigentes renovaron el pedido por una ley federal de transporte con inclusión de la logística y los servicios. En el fragor del debate hasta amagaron con medidas de fuerza en caso de no tener respuestas concretas.

Las organizaciones que integran la Ugatt decidieron en octubre del año pasado deslindarse de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) que lideran el ferroviario Sergio Sasia y el marítimo Juan Carlos Schmid, con el respaldo del moyanismo.

Sasia y Schmid habían sido electos por un período de cuatro años el 7 de octubre último, pero los gremios que ahora relanzaron la Ugatt se retiraron entonces del Congreso ante «las fuertes desavenencias metodológicas, políticas y gremiales» con la CATT.