viernes, enero 15

Maturano ratificó el paro por la deuda a su obra social y denunció que «sellos de goma» reciben importantes reintegros

El líder de La Fraternidad, Omar Maturano, ratificó la huelga que había lanzado en pleno Consejo Directivo cegetista. Especificó que está percibiendo apenas el 20% de lo que le giraban previo a la pandemia y denunció que «sellos de goma» reciben importantes reintegros.

El secretario General de La Fraternidad, Omar Maturano, confirmó la huelga de maquinistas que había lanzado el martes en el seno del Consejo Directivo de la CGT.

La protesta, definida para el próximo martes 22 de diciembre, es porque la obra social sindical está percibiendo apenas el 20% de los reintegros que recibían previo a la pandemia.

«La Fraternidad informa a la opinión Pública que el dinero que la Obra Social Ferroviaria solicita es por reintegros por el sistema único de reintegros. Es dinero que ya desembolsó para atender la salud de sus afiliados y que le van a reconocer a valores del 2017», aclararon desde la organización.

«Antes de la Pandemia el pago era de aproximadamente $ 14.000.000.- luego sólo le reconocen aproximadamente $ 3.000.000.-, es decir redujeron a un 20%», especificaron.

El malestar de Maturano es dos bandas. Por un lado tiene como destinatario al Gobierno Nacional, al que acusó de adeudarle 140 millones de pesos en servicios de salud ya prestados por su obra social. Pero también con los Gordos. La percepción de Maturano, acompañada por varios dirigentes cegetistas, es que un puñado arregla discrecionalmente el reparto de fondos de salud y que en esos tejes benefician y perjudican a unos y otros.

«Hay Obras Sociales que hasta le reconocieron 22 recaudaciones por adelantado, a otras pese a haberse declarado en convocatoria de acreedores, le dispensaron subsidios», detallaron desde La Fraternidad.

Y denunciaron: «Empresas privadas subsidiarias y sellos de goma de obras sociales de empresarios son beneficiadas con importantes subsidios, al igual que Empresas Privadas Pre-Pagas».

Ahora la pelota quedó del lado de la Superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Daniel Zanarini, cabeza de la distribución de los fondos que pertenecen a los trabajadores. Está claro que la fecha propuesta para la huelga abre margen para que haya una ventana de negociación, pero todavía no hubo acercamientos concretos.