jueves, agosto 11

Llano se adjudicó una victoria «aplastante» en el gremio aeronáutico más populoso del país pero la oposición denunció fraude

Edgardo Llano se adjudicó la victoria «aplastante» con el 88% de los votos. Tendrá un nuevo mandato en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA) que comanda desde 2008. La oposición denunció fraude, que le impidieron fiscalizar y pidió la suspensión de los comicios.

Este miércoles y jueves se realizaron las elecciones en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA). Allí se enfrentaron en las urnas la agrupación Frente Nacional del Personal Aeronáutico «Jorge ‘Pisa’ García» que proponía un nuevo mandato de Edgardo Llano y la opositora Lista 2 Base Aeronáutica, encabezada por Marcos Del Campo.

Hoy temprano Llano salió a adjudicarse una victoria «aplastante» con más del 88% de los votos. Además sostuvo que, a pesar de la victimización de la oposición y de las noticias falsas difundidas, obtuvo la diferencia más amplia en 75 años.

Llano conduce el gremio aeronáutico con mayor cantidad de afiliados del país desde hace 18 años. El dirigente es, adicionalmente, una pieza clave en la CTA de los Trabajadores que comanda el docente y también diputado nacional Hugo Yasky.

Llano se adjudicó una victoria "aplastante" en el gremio aeronáutico más populoso del país pero la oposición denunció fraude
Llano se adjudicó una victoria «aplastante» en el gremio aeronáutico más populoso del país pero la oposición denunció fraude

Desde la oposición de APA, por su parte, argumentaron «fraude» desde sus redes sociales y advirtieron que no les permitieron la fiscalización de los comicios.

Los liderados por Del Campo denunciaron ante el Ministerio de Trabajo la confección de los padrones, la falta de entrega de los mismos y la negativa a la fiscalización opositora de las mesas electorales.

Uno de los ejes de conflicto fue la exclusión de 12 fiscales de la lista opositora de las mesas, lo que les quitaba cualquier tipo de control sobre lo que ocurría en las jornadas electorales.

De hecho, el día anterior a las elecciones, el 22 de febrero, presentaron una pedido ante la cartera laboral para la suspensión de los comicios por la falta de garantías.