miércoles, agosto 17

La UTA hace lobby por Maturano

Desde hace tiempo la sintonía entre Roberto Fernandez, líder de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), y Omar Maturano, jefe de La Fraternidad, pasa por su mejor momento. Es que ambos decidieron en forma conjunta mostrar sus discrepancias con la CGT oficialista, a la que adhieren, e incluso se sumaron en tandem a una de las medidas de fuerza del sindicalismo opositor.

La distancia entre ellos y la CGT oficialista también coincide con el enfrentamiento que ambos mantienen con el Ministro de Transporte Florencio Randazzo, Otra disputa que los unió.

Entre tantas coincidencias, lo único que no terminaba de cerrar entre ambos era su acercamiento a Hugo Moyano. Aunque Fernandez accedió a participar del primer paro general del año del sindicalismo opositor para mostrar su capacidad de fuego, decidió no sumarse al siguiente para marcarle la cancha al camionero.

En el contexto de un nuevo orden en el sindicalismo que se presenta con la posibilidad de la reunificación de la CGT, ambos aprovecharon para actuar en conjunto y posicionarse ellos mismos.

Dada las diferencias que el moyanismo mantiene con «El Gallgo» Fernandez y la resistencia que eso genera, los dirigentes optaron por posicionar a Maturano como una de las patas que lidere una nueva CGT unida el año próximo.

«La UTA respalda la candidatura de Omar Maturano para integrar una conducción tripartita en una CGT unida», afirmó ayer «El Gallego» y dejó así en evidencia la maniobra.

Las declaraciones se produjeron en la reunión de gremios de transporte convocada por el propio Maturano y que contó con la presencia de los gremios de la CGT Azopardo enrolados en la Conferedación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y en la Unión General de Trabajadores del Transporte (UGATT) que milita en la CGT oficialista.

A ese encuentro también asistió otro de los indicados como posible líder de una CGT reunificada, Juan Carlos Schmid, jefe de Dragado y Balizamiento y hombre de confianza de Hugo Moyano.

Las movidas de cara a un nuevo orden de poder en el gremialismo ya están a la orden del día. La UTA que ya le mostró su poder al Gobierno Nacional y a Hugo Moyano no quiere quedarse afuera de la decisión.