jueves, diciembre 1

Judiciales bonaerenses denunciaron la precarización de la asesoría pericial de San Isidro producto del ajuste del Poder Judicial provincial

Judiciales de la provincia de Buenos Aires en la AJB expresaron su solidaridad con las peritos asesoras de San Isidro ante las acusaciones mediáticas por las demoras para avanzar con las pericias del caso de Martín Del Río. La organización sindical aseguró que el señalamiento apunta a «presionar a las profesionales y depositar la responsabilidad de la precarización del sistema de justicia en las compañeras peritos.»

Ante las noticias que se difundieron el día jueves en medios nacionales, en relación a las demoras para otorgar fechas de evaluaciones periciales en un caso de repercusión pública, la Comisión de Peritos de la AJB expresó «su más enérgico repudio por considerarla inexacta, tendenciosa y con el objetivo de presionar a las profesionales y depositar la responsabilidad de la precarización del sistema de justicia en las compañeras peritos.»

«Debido al cúmulo de trabajo de la Sección Psicología de la Asesoría Pericial Departamental, en la actualidad, las peritos designadas están fijando audiencias para fines de abril y principios de mayo 2024, ya que solamente en el mes de agosto y estando de feria judicial, se le han asignado más de setenta causas», señalaron las profesionales involucradas en el caso de repercusión mediática que involucra a Martín Del Río y a quien recién van a poder entrevistar en enero.

En un comunicado, el gremio aseguró que denuncia hace muchos años «una política sistemática de ajuste que sufre el Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires en general y el sector peritos en particular».

Esta problemática «se expresa en la ausencia de cobertura de cargos vacantes, en la falta de creación de nuevos cargos para poder dar respuesta a la demanda de atención sobre las diferentes formas de violencias que ha crecido de manera exponencial y que se responde cada vez con menos personal, a las malas condiciones laborales y salariales, a la falta de reconocimiento profesional y de desjerarquización pericial, entre otras.»

En ese sentido señalaron la responsabilidad de la Suprema Corte y la Procuración General que desoyeron las demandas que «resultan imprescindibles para brindar una adecuada intervención profesional que garantice los derechos de quienes requieren del sistema de justicia, pero sin afectar los derechos laborales de las y los trabajadores.»

Y más aún, la AJB aseguró que, en vez de apuntar a satisfacer las demandas de las trabajadoras judiciales, «Por el contrario, se han incrementado los relatos de peritos que realizan un plus de esfuerzo para cumplir con la demanda excesiva, incluso fuera de sus horarios laborales, soportando presiones constantes para responder más rápido, con el alto costo que esto tiene en la salud, llevándonos a un inevitable proceso de desgaste, aumentando la cantidad de licencias por enfermedad y de renuncias.»

En esa línea expresaron su solidaridad con las trabajadoras de la Asesoría Pericial del Departamento Judicial de San Isidro y remarcaron la necesidad de una respuesta de fondo.