sábado, enero 29

Ibarra fue reelecto al frente del Sindicato de Conductores de Taxis y le pidió al Gobierno «una exención impositiva para la compra de vehículos destinados a taxis»

José Ibarra fue reelecto ayer al frente del Sindicato de Conductores de Taxis por un nuevo mandato. Participó de los comicios el 70% del padrón. Se mostró con las 62 Organizaciones y con José Luis Lingeri. Le dejó un mensaje al Gobierno: «Le reclamamos que nos incluya en la tan necesitada exención impositiva para la compra de vehículos destinados para taxis».

José Ibarra refrendó ayer su lugar como secretario General del Sindicato de Conductores de Taxis. Con una elección en la que participó el 69% del padrón, el salteño tendrá un nuevo período como mandamás de la organización.

«Después de la larga y penosa pandemia para la sociedad, y en especial para nosotros que perdimos a nuestro secretario Adjunto Luis Ibarra, tuvimos un acto eleccionario con una participación de casi el 70% del padrón electoral», le dijo Ibarra a InfoGremiales.

Los comicios, que cerraron a las 17 horas, marcaron adicionalmente el regreso a la presencialidad en la sede gremial. «Fue más que emocionante poder contarnos todo lo que nos ha pasado en estos casi 2 años de pandemia».

Se hicieron presentes para saludar los comicios unos 20 secretarios generales de sindicatos que componen las 62 Organizaciones Peronistas y, como emisario de la CGT, el líder de Obras Sanitarias José Luis Lingeri.

Una vez ratificado por las urnas, Ibarra le dejó un mensaje al Gobierno Nacional: «Seguimos buscando ese reconocimiento que otras actividades han tenido. Nosotros estuvimos en primera línea en la lucha contra la pandemia haciendo hasta de ambulancia, llevando a pasajeros y familiares con Covid».

«Fuimos la primera barrera de contención emocional de esa gente estaba perdiendo a un familiar», agregó el gremialista.

Y remarcó: «Le reclamamos al Gobierno de la Ciudad y al Gobierno Nacional que nos incluya en la tan necesitada exención impositiva para la compra de vehículos destinados para taxis».

José Ibarra reelecto

Para Ibarra «No puede ser que a nuestra herramienta de trabajo la paguemos como un bien de lujo, sabiendo que renovamos un auto que es para trabajar».

Según los datos que manejan en el gremio el parque automotor de los taxistas pasó de tener un promedio de 10 años de antigüedad, a los casi 14 años que tiene por estos días. «Esto es porque nuestros compañeros no están pudiendo renovar la unidad. No es sólo por el confort y seguridad del trabajador sino para brindar un mejor servicio de calidad y seguridad para el pasajero», explicó el dirigente.

Además insistió en la regulación de las plataformas: «Vamos a seguir luchando para que el Gobierno entienda que en este momento de crisis tan grave tienen que hacer tributar a las plataformas».

Por último, Ibarra confirmó el acompañamiento al peronismo en los comicios de noviembre, la participación como sindicato, como federación y como 62 Organizaciones en la movilización del 18 de octubre y el trabajo para conseguir una renovación de la conducción de la CGT con la más amplia unidad.