jueves, diciembre 8

Fragmentado, el sindicalismo clasista encara marchas y movilizaciones para reclamar un Salario Mínimo de 60 mil pesos

Temprano el Movimiento de Agrupaciones Clasistas junto con desocupados movilizaron al Obelisco. Al mediodía la Coordinadora Sindical Clasista llegará al Ministerio de Trabajo. Reclaman un aumento del Salario Mínimo que llegue a los 60 mil pesos.

Fragmentado en dos espacios, hoy el sindicalismo clasista ganará la calle para protestar y meter presión en lo que será la previa del plenario del Consejo del Salario que fijará el nuevo Salario Mínimo Vital y Móvil para el país.

Primero, desde las 8 AM, encaran un corte en el Obelisco protagonizado trabajadores ocupados y desocupados en lucha. Se trata de un espacio vinculado al Movimiento de Agrupaciones Clasista (MAC).

Bajo la consigna  «Unidad de Trabajadores ocupados y desocupados» el espacio reclama contra los cierres, los despidos y la precarización, por tierra, vivienda, trabajo genuino y por un salario mínimo de 60 mil pesos. También se expresarán el apoyo a la lucha de las y los trabajadores de la salud de Neuquén.

Más tarde, ese sector, vinculado al Partido de los Trabajadores Socialista, confluirá en lo que será una marcha unitaria hacia el Consejo del Salario.

En paralelo, desde las 11, la Coordinadora Sindical Clasista y sectores piquetero se movilizan ante el Ministerio de Trabajo para confluir en un acto común con la Unidad Piquetera que agrupa a todos los movimientos de desocupados que no están integrados al gobierno.

«Acompañamos la movilización del salario mínimo por un sentido de clase profundo, si ningún trabajador gana por debajo de la línea de pobreza se refuerza todo el movimiento obrero argentino. Por eso sumamos al reclamo: paritarias sin techo, para recuperar el poder adquisitivo de los salarios», sostuvo Alejandro Crespo, titular del SUTNA gremio que está a un paso de cerrar sus paritarias con un aumento del 54%.