miércoles, agosto 17

Ferroviarios tercerizados reclamaron el pase a planta con un corte de vías en el San Martín y un juez ordenó su detención

Trabajadores tercerizados contratados por Trenes Argentinos cortaron hoy las vías a la altura del Puente Pacífico en reclamo del pase a planta permanente y mejoras laborales, por lo que se vieron afectadas las líneas San Martín y Mitre. La Justicia federal ordenó la detención de quienes participen del corte, lo que recaería sobre unas cientos de personas, entre trabajadores, organizaciones sociales y de izquierda.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dispuso la detención de las personas que se encuentran protestando con un corte total de las vías del Ferrocarril San Martín, a la altura del barrio porteño de Palermo, informaron a Télam fuentes judiciales.

Se trata de empleados de las empresas de seguridad privada Comahue y Líderes, que realizan tareas de prevención en el ferrocarril.

Cerca de setecientos manifestantes reclamaron una mesa de negociación con las autoridades del Ministerio de Trabajo, de las compañías involucradas y de Trenes Argentinos para llegar a un acuerdo y señalaron que el corte de vías es el «único mecanismo» que tienen para conseguir alguna respuesta.

Desde el Ministerio de Transporte aseguran que se trata de trabajadores de empresas privadas, contratadas por Trenes Argentinos, pero que carecen de vínculos laborales con el Estado por lo que consideran que no deben participar de la negociación.

Ferroviarios tercerizados reclamaron el pase a planta con un corte de vías en el San Martín

Entre las demandas figuran el blanqueo de los trabajadores que presentar servicios como monotributistas y el pase de empresas privadas a Trenes Argentinos, para ser empleados del Estado.

«El Gobierno está al tanto desde el año pasado, y no es la primera vez que realizamos un reclamo del estilo. No recibimos respuesta concreta. Venimos a pedir el pase a planta porque trabajamos de manera inhumana», manifestó uno de los trabajadores que realizó la protesta.

Distintas organizaciones sociales y de izquierda junto a referentes políticos acompañaron el reclamo, como la Corriente Sindical 18 de diciembre, el Sindicato de Trabajadores del Reparto por Aplicación (SiTraRepa) y otros grupos minoritarios.

Por su parte, el magistrado de Giorgi le imputa al centenar de manifestantes implicados el artículo 194 del Código Penal, que forma parte del capítulo referido a los “delitos contra la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación”.

En ese sentido, los trabajadores anunciaron que mantendrán la protesta «hasta ser recibidos por los funcionarios» del áreas de transporte.