jueves, febrero 25

En un nuevo round entre ellos, Ocaña denunció a Moyano por «ladrón de vacunas» tras haberse inoculado junto a su esposa e hijo

La diputada de Cambiemos, Graciela Ocaña, archienemiga desde hace años del camionero, denunció a Hugo Moyano por la vacunación “indebida” en su gremio.

La diputada Graciela Ocaña presentó ayer una denuncia por el vacunatorio VIP en la que apuntó contra el ex ministro González García, su sucesora Carla Vizzotti y el director del Hospital Posadas Alberto Alejandro Maceira.
En esa misma denunció también al jefe del gremio de los camioneros, Hugo Moyano.

En un tramo de la denuncia, la referente de Cambiemos pide que se investigue también al líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, quien admitió que fue vacunado junto a su esposa, Liliana Zulet y su hijo de 20 años Jerónimo.

Para Ocaña, el líder de Camioneros, «alegando y abusando en el ejercicio de su cargo de Presidente de la mencionada obra social, habría utilizado indebidamente vacunas destinadas al personal de salud del sanatorio Antártida (perteneciente a la obra social) para inocular a miembros de su familia y a sí mismo en contra de la normativa que establece el orden de prioridades para recibir dichas vacunas».

Según Ocaña, Moyano habría actuado como “un ladrón de vacunas”.

El texto explica que “Es obvio que ni el señor Moyano ni sus familiares son personal esencial de la salud y no corresponde que recibieran dichas vacunas. El señor Moyano y sus familiares habrían actuado como ‘ladrones de vacunas’ con una total falta de respeto y consideración por la salud e integridad del personal de salud de la institución que preside eligieron vacunarse contra el Covid-19, quitándole esa posibilidad a otro trabajador de salud, y habrían contribuido a agravar el peligro para su salud o vida que corren los trabajadores esenciales de la salud que prestan servicio en el Instituto Antártida y cuyos intereses está obligado a proteger”.

Según dijo Moyano, se inmunizó en el Sanatorio Antártida -que pertenece al sindicato- y lo hizo porque es titular de dos obras sociales . Sobre su esposa, vinculada al negocio de la salud, aseguró que se inmunizó por desempeñar tareas en el mismo sanatorio.

El caso más polémico es el de su hijo de 20 años, Jerónimo. Según Moyano padre fue inmunizado porque es parte del equipo que realiza tareas en el Antártida. Además, contó que ya tuvo coronavirus y que tuvo algunas secuelas.

En la denuncia, Ocaña recuerda que “el señor Moyano y su familia vienen siendo imputados e investigados por la posible comisión de diversos delitos, en particular el desvío y utilización de fondos de la obra social y sindicato de camioneros para beneficio propio y su entorno familiar. El señor Moyano y su familia se han convertido en una casta privilegiada de millonarios y todo esto a costa de los fondos que cada mes aportan los trabajadores de su sindicato”.

La causa la tiene la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano.