jueves, agosto 18

El PRO va por la caja de la Obra Social de la UATRE y ya es abierta la guerra entre Ansaloni y Voytenco

El sector PRO del diputado Pablo Ansaloni consiguió una cautelar para intentar quedarse con la Obra Social del gremio. Busca utilizarla como caja para su construcción política. El líder de la Uatre, José Voytenco, lo detendrá con un recurso extraordinario. Hay bronca en su entorno por el rol del Superintendente de Salud. Guerra declarada.

La interna del gremio de peones rurales, Uatre, vive días más que agitados. Es que el sector que lidera el diputado nacional Pablo Ansaloni, tomó impulso y vuelve a buscar quedarse con la caja de la obra social sindical. Ahora consiguió un aval judicial en ese plan. La decisión de la Justicia terminó de recalentar una guerra fría que vivía Ansaloni puertas adentro con José Voytenco, titular del sindicato y de filiación peronista.

Ansaloni, que llegó a la cámara baja en la lista de Juntos por el Cambio, a pesar de decirse massista todavía mantiene intacto su poder de influencia en la mesa judicial macrista. De hecho esos contactos le permitieron conseguir una cautelar de segunda instancia que reimpulsa su plan de quedarse con la caja de la Obra Social, Osprera. Los conocedores del paño judicial marcaron lo curioso de que sea la justicia laboral la que dictamine sobre un tema que le resulta ajeno.

Según pudo saber InfoGremiales, la decisión de los magistrados, que había sido rechazada en primera instancia, será apelada con un recurso extraordinario en estas horas por lo que no llegaría a hacerse efectiva.

Lo que sí ocurrirá es que la relación entre el sector PRO de la Uatre, que además de Ansaloni conforman Marcelo Acevedo, Walter Caceres y Carlos Caballero, con Voytenco ya no tendrá vuelta atrás. El intento golpista dinamita cualquier puente de negociación entre ambos.

En un comunicado de prensa, Voytenco confirmó que es «legalmente» el Presidente de la Obra Social y que será el próximo presidente del Renatre. «No pienso moverme ni un milímetro en defensa de nuestro estatuto y de nuestra tradición sindical», señaló.

Además calificó lo de Ansaloni de estar al frente de un «pequeño grupo de dirigentes» y habló de que están alentados por «factores externos».

Lo que sobrevuela de las declaraciones y que se comenta en el mundo sindical es la utilización de la caja de la obra social del gremio como base para la campaña política de Ansaloni y como fuente de ingresos para el macrismo de la zona metropolitana.

Lo más llamativo, y lo que generó mayor controversia en el entorno de Voytenco, fue el accionar del Superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini. Es que a pesar del acercamiento del chaqueño con la gestión de Alberto Fernández, el fallo de la Cámara se filtró a través de una comunicación por WhatsApp que realizó el funcionario a los Gerentes de la Superintendencia en la que festejó la cautelar.

De hecho, son varios los que vieron en esa captura de pantalla, que circuló por varios celulares el fin de semana, no sólo un apoyo de Zanarini a los amarillos sino una intención de intervenir la institución como ya lo quiso hacer con la Obra Social del gremio del Personal de Seguridad.