viernes, septiembre 30

El médico «trucho» de San Martín detonó una interna entre los químicos

El caso del médico trucho que ejercía ilegalmente la medicina en la Clínica Pedro Angel Salas, ubicada en el partido de General San Martín, detonó una interna gremial. Es que el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas salió a repudiar el accionar de la Obra Social del Personal de la Federación de Sindicatos de la Industria Química y Petroquímica.

Concretamente, el gremio mayoritario de la actividad en el país acusó por los desmanejos, en lo que respecta a la salud de los afiliados y de su grupo familiar, a Rubén Salas, el titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Industria Química y Petroquímica (FESTIQyPRA).

En un comunicado enviado a la prensa, los liderados por Facundo Aveiro sostienen que Salas expuso a «diagnósticos errados y mala praxis» a los trabajadores químicos que se atendían en esa clínica.

Además catalogaron de «negligente» y de «cuasi delictivo» el accionar de la Federación y sostuvieron que es por esos motivos que resolvieron, en mayo pasado, abandonar esa estructura gremial. “Si el sindicato no se desvinculaba de esa Federación corría el riesgo de ser arrastrado a la ruina”, explicaron.

«Hace más de dos años la obra social viene teniendo problemas de legitimidad y, por ejemplo, recientemente cerró de un día para el otro todas las delegaciones de la provincia de Buenos Aires», agregaron sobre los manejos de la salud de la Federación.

Pedro Angel Salas, de quien obtuvo el nombre la clínica ahora cuestionada, fue un histórico dirigente de los trabajadores químicos, fundador de la Federación, que falleció en 2013.