domingo, septiembre 25

El caso de violencia de Género en Rosario obligó a Barrionuevo a amenazar con intervenir la seccional

(Por Ana Flores Sorroche) La trascendencia nacional del escándalo en la seccional Rosario de la Uthgra forzó al secretario General de los gastronómicos Luis Barrionuevo a expedirse públicamente. En el comunicado descarta que exista misoginia en la organizaciónn y amenaza con intervenir la seccional «si no se vislumbra una solución que contemple los intereses de la Organización y de las personas involucradas». InfoGremiales habló con la denunciante Norma Mores para consultarla sobre este tema.

Desde la secretaría de Prensa de Uthgra Central, se emitió un comunicado este lunes para responder a «las reiteradas declaraciones y publicaciones sobre violencia de género y una supuesta misoginia que afecta a la Comisión Ejecutiva de la Seccional Rosario».

El mismo parte de aclarar que el Consejo Directivo «condena enérgicamente toda posible situación de violencia» para luego detallar que el sindicato está conformado por un 40% de mujeres «superando los cupos mínimos fijados por las normas vigentes» y que desde 2006 que cuentan con el Instituto para la Igualdad de Oportunidades (IPLIDO) creado con 53 delegaciones en todo el país. También enumeran diversas participaciones a nivel internacional.

En lo últimos dos puntos infieren que como en el sindicato hay un gran número de mujeres entonces «Nadie puede sostener que nuestra Organización (…) pueda ser misógina» y sigue «rechazando toda intención de convertir cuestiones particulares y/o personales que deben ser resueltas en los ámbitos correspondientes, en cuestiones que institucionales que perjudiquen a nuestra organización.»

Y cierran con el aviso final: Si las actuales autoridades locales no lo «resuelven», van a intervenirles la seccional. «Si no se vislumbra una solución que contemple los intereses de la Organización y de las personas involucradas, el Consejo Directivo adoptará las decisiones que sean necesarias conforme al Estatuto Social de la UTHGRA.

InfoGremiales se comunicó con Norma Mores, la secretaria de Actas y Afiliaciones de Uthgra Rosario que sigue «castigada» por exponer y denunciar en la Justicia la situación de violencia que vivió. Al ser consultada por su opinión sobre el comunicado respondió: «Ellos lo toman todo como «posible», «una posible situación de violencia de género, acoso». Bueno, no es un «posible caso», ya hay una resolución. El juez dictaminó una resolución y lo que pasó es que la seccional Rosario no la está cumpliendo.»

Norma Mores también aclaró que la sede central estaba al tanto de la resolución desde hace 19 días por lo que el comunicado se emite sólo a partir de la presión militante y mediática: «Cuando yo fui a llevar la resolución a Buenos Aires el 10 de marzo les conté que me sacaron las claves, me sacaron la llave… que tampoco eran grandes privilegios que yo tenía porque mis compañeros, la mayoría utiliza un auto del gremio, yo no lo utilizaba. Tenían una oficina exclusivamente para ellos que yo tampoco tenía esa llave, que era una oficina donde se juntaba toda la Comisión. Mi compañera y yo no teníamos esa llave, había limitaciones para nosotras.», afirme y fundamenta por qué se trata de una causa sobre violencia de género.

Debido a la independencia de las seccionales, para que casa central «haga algo» tendría que intervenir la sede, con todos los trastornos que eso conlleva. Es algo que no quiere nadie, ni los denunciados, ni el secretario general de Rosario, ni Mores.

«Cuando llevé la resolución, mi primer planteo fue que no solamente me estaban sacando mis herramientas de trabajo, que en este caso era la clave para poder hacer afiliaciones y actas, sino que también estaban perjudicando a la organización y a nuestros mismos compañeros, nosotros tenemos que velar por esos intereses. Pero la respuesta fue clara «Mirá, nosotros lo recibimos, todo bien, pero esto se soluciona en Rosario.» Por eso no fui más tampoco, porque la única forma que ellos se metieran era que mandaran un interventor a Rosario y eso no está bueno. El tema es que tampoco está bueno que mi secretario General viole una resolución de un juez o que pase algo que él sabía que estaba pasando y no me resguardó, me parece injusto. El trato además era totalmente discriminatorio y después del 26 (de febrero, cuando hace denuncia) fue peor todavía.»

Este martes 30 habrá una conferencia de prensa en la que Mores presentará su caso junto a su abogado y el acompañamiento de mujeres sindicalistas. Porque mientras los días pasan, la solidaridad sigue llegando desde todos los rincones y todas las centrales obreras.