domingo, septiembre 25

Despedidos de AGR cortaron la autopista frente a TN, que ocultó lo que ocurría

Los cortes se produjeron en el marco de una jornada de protesta para denunciar «el silencio mediático de los despidos de los 380 trabajadores» que perdieron sus puestos tras el cierre de la planta ubicada en el barrio de Pompeya, dijo a Télam el delegado gremial Pablo Viñas.

En ese marco, añadió que la manifestación busca «visibilizar un conflicto que quieren tapar todos los medios».

El sindicalista también denunció que «el vaciamiento que están haciendo no es por falta de productividad, ya que la producción del Grupo está en alza».

«Todas las publicaciones que hacíamos las hacen ahora en otros lugares con costos mucho más altos», ejemplificó.

Por este motivo, estimó que «el objetivo del Grupo no es económico, al menos en el corto plazo, sino político».

«Ellos quieren ser la punta de lanza para demostrar que se puede echar por tierra el convenio colectivo de trabajo y todos los convenios. Quieren llevarse por delante todos los derechos laborales y demostrar que pueden hacerlo», advirtió el delegado gremial.

«La revista Viva ahora la están haciendo en Chile y con un papel de inferior calidad, con lo que también estafan al cliente, además de subir los gastos en transporte», añadió, y detalló que el multimedios derivó a imprentas de Santa Fe la producción de folleterías para supermercados y la impresión de revistas a 40 talleres del Gran Buenos Aires.

C56hBOHWQAAeWDvEntre los manifestantes se encuentran integrantes de gremios gráficos, comisiones internas de diferentes sectores, la Federación Universitaria de Buenos Aires, miembros del cuerpo de delegados del subterráneo, Centros de Estudiantes de diversas universidades y personal de la seccional ferroviaria de Haedo, entre otras organizaciones sociales y políticas.

A pesar de que el corte fue frente a TN, el canal de noticias evitó mencionar el conflicto, cambió de lugar a los conductores del noticiero para que no entre en plano el piquete y mencionó que se trataba de una protesta por despidos de «un taller gráfico».