jueves, septiembre 29

Desde UTE aseguran que Larreta reforma la educación para «constituir sujetos-clientes y no formación ciudadana»

La secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Angélica Graciano, acusó hoy al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, y a la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, de llevar adelante una reforma educativa «mirando el marketing» que va en contra de «lo que establece la Constitución» de la Ciudad.

En diálogo con la radio AM750, Graciano aseguró: «Es una reforma mirando el marketing, acordando mano de obra con las empresas. Son 27 mil estudiantes a razón de 120 horas cátedra: son más de tres millones de horas de trabajo gratuitas».

Asimismo, marcó: «Está todo definido por fuera de la comunidad educativa qué es lo que establece la constitución de la Ciudad. La Constitución dice que esta reforma o transformación de los contenidos deben ser consultados por la comunidad, estudiantado y familia».

A comienzos de diciembre, Rodríguez Larreta anunció que a partir de este año y de forma obligatoria los alumnos del último año del nivel secundario de las escuelas públicas y privadas de la ciudad de Buenos Aires deberán realizar prácticas educativas en ámbitos laborales como condición para aprobar su cursada.

En ese sentido, la representante gremial docente agregó: «Justamente los grandes ausentes en este debate son los estudiantes. Es con ellos con quienes tienen que debatir las reformas educativas».

Graciano explicó que el Gobierno de la Ciudad «intenta permanentemente» determinar los contenidos curriculares «a través de intereses específicos del mercado».

«Quieren constituir sujetos-clientes, y no formación ciudadana, que es el propósito central de la escuela secundaria», apuntó.

En línea con eso, explicó que con la reforma que propone el gobierno porteño «está planteando la reducción de espacios curriculares», buscan agregar una materia de «educación financiera», con el visto bueno de empresas como Ualá y Mercado Libre y «prácticas profesionales».

«Ha tenido una resistencia muy importante en la comunidad, y como no lo han logrado, ahora lo que están haciendo es yuxtaponiendo espacios curriculares», explicó.

Y puntualizó: «A lo había le agregan 120 horas de pasantías y 30 horas de educación financiera. Si consideras que estén dentro del mismo horario de clases hay espacios curriculares que van a perder sus horas. Porque dentro de la clase está toda la grilla armada».