miércoles, agosto 10

Delegado de ATE denunció que el Gobierno porteño prepara «3 mil despidos» a profesionales de la salud que combatieron la pandemia

El gremialista de ATE despedido por el Gobierno porteño en el Hospital Durand, Héctor Ortiz, aseguró que el trasfondo de su despido es que la administración de Horacio Rodríguez Larreta pretende «callarlo» y «sacarlo del medio» ya que la Ciudad está preparando «3 mil despidos» que -denunció- anunciará «a fines de diciembre».

Ortiz, enfermero y referente sindical en el Hospital Durand y en el Hospital de Niños Pedro Elizalde, señaló que las autoridades porteñas «anunciarán en este mes 3 mil despidos que ya están en camino», que afectarán a «a los enfermeros y médicos que han ingresado en la pandemia», según anticipó hoy en declaraciones a Radio Del Plata.

«Van a anunciarlo en este mes y quieren callarme la boca porque he sido la voz cantante», puntualizó.

El delegado consideró que el cese de su vínculo laboral dispuesto por el Gobierno de CABA «tiene que ver con la exposición pública», dado que «desde hace años» él mismo encabeza las denuncias sobre «cómo se hacen agua las cosas en los hospitales», como también los reclamos por «la falta de insumos, recursos humanos, falta de personal».

En ese sentido, Ortiz atribuyó la decisión de echarlo a sus declaraciones públicas sobre «el robo en los hospitales y las maniobras de las guardias», pero también a lo que describió como un deterioro en las condiciones laborales que rigen en los hospitales públicos de la Ciudad.

«Ahora que terminó la pandemia están intentando sacar todo lo que se había otorgado, inclusive la comida que se les daba a los trabajadores; es una vergüenza», acusó, y luego criticó a Larreta y al ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, por el despido de un delegado sindical.

«No pueden esquivar estas cosas y tienen que manejarse con las instituciones de la democracia», remarcó.

Héctor Ortíz, delegado de ATE
Héctor Ortíz, delegado de ATE

Ortiz también es referente de la agrupación de trabajadores de Hospitales que integra el sindicato ATE, espacio gremial que el miércoles pasado repudió el despido a través de un comunicado y denunció al Gobierno porteño «por las maniobras» llevadas a cabo para dejarlo cesante.

La administración de Larreta dispuso su desvinculación a través de la Resolución oficial 4184/21, que entró en vigencia a partir del 5 de noviembre, pero el delegado de ATE Nacional no fue notificado oficialmente, por lo que debió enterarse por las redes.

Ortiz trabajó 38 años en el Hospital Durand mientras que en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde -ex Casa Cuna- cumplió tareas durante 35 años.

Según declaró hace unos días el propio gremialista, su despido se implementó a través de una «maniobra» que se armó en el año 2018 en Casa Cuna, donde le pusieron «30 días inventados de ausente y armaron un sumario en función de eso».

«Hoy dicen que yo no tengo fueros y me dejan cesantes por ese motivo. Eso es una gran mentira y tengo los papeles que ya se han enviado al Juzgado», planteó entonces.