sábado, enero 29

DDHH: La Federación de la Alimentación también se presentó como querellante en una causa contra la pata empresaria de la última dictadura

La Federación de Alimentación (FTIA) se presentó como querellante en la causa contra el expresidente de la yerbatera Las Marías, Adolfo Navajas Artaza. La semana pasada la UOM de Villa Constitución avanzó contra la responsabilidad empresaria de la cúpula de Acindar que incluyó hasta a quien luego fue ministro de Economía de la Junta Militar, José López Rega.

El martes 23 se constituyeron en el Juzgado Federal de Paso de los Libres el secretario general de la Federación Trabajadores de Industria de la Alimentación (FTIA), Héctor Ramón Morcillo, la secretaria de Acción Social Viviana Córdoba con el patrocinio de los abogados Jorge Olivera y Rodrigo Olivera para constituirse como querellante en la causa caratulada “Adolfo Navajas Artaza s/privación ilegal de la libertad art. 142 inc.5” en el marco de la imputación por detención y desaparición forzada de personas ocurrida durante la última dictadura cívico – militar.

«Se renueva la confianza en la Justicia Federal que tiene que juzgar los hechos producidos en la última dictadura en nuestra provincia, es hora de juzgar a los cómplices y mano civil empresarial que fue beneficiada económicamente con el estado de facto. Fueron los que señalaron, persiguieron, asesinaron y desaparecieron a sus trabajadores» indicaron desde la Asociación por la Memoria, Verdad y Justicia de Paso de los Libres que acompañó el proceso a través de representantes.

En la ciudad de Virasoro, en Corrientes, donde se encuentra la empresa productora y comercializadora de yerba mate y té Establecimiento Las Marías la dictadura desapareció a Marcelo Peralta y Néri Pérez, y secuestró a otros 22 trabajadores.

En el 2018 declararon unos 20 testigos y todos relacionaron lo que les pasó con los Navajas Artaza. «Hay evidencia suficiente para volverlo a imputar.», aseguró entonces uno de ellos a Tiempo Argentino.

El poder de la familia empresaria es tal que 19 jueces se inhibieron y el que agarró la causa lo absolvió sin siquiera llamarlo a declarar. Tal vez ahora, con la intervención de la federación sindical la historia sea otra.