sábado, septiembre 18

«Un gobierno peronista no le fija el techo a las paritarias. Esta es nuestra definición ideológica básica»

Representantes del arco sindical fueron recibidos hoy en Casa Rosada por el Gabinete Económico para comenzar a trabajar en acuerdos de precios y salarios, tras un comienzo de año con inflación ascendente. Al abandonar la reunión, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ratificó ante periodistas de Casa Rosada que el «proyecto político del Gobierno es que los salarios le ganen a la inflación» y remarcó que eso ya estaba previsto en el Presupuesto 2021.

«Esta reunión fue para generar las conversaciones y las políticas necesarias para que todo converja en nuestro Presupuesto. Hoy estuvieron acá representados todos los trabajadores», dijo el ministro.

También destacó que ahora se reunirán con sectores del empresariado vinculados a la formación de precios y de ahí se buscará trabajar en «reuniones periódicas» para acompañar con diálogo político la agenda de la macroeconomía.

«El proyecto político de este gobierno es que los salarios reales le ganen a la inflación», aseguró Moroni, y remarcó «Un gobierno peronista no le fija el techo a las paritarias. Esta es nuestra definición ideológica básica».

«En el Presupuesto que se aprobó en el Congreso parte del supuesto que los salarios superen la inflación. Hoy iniciamos el diálogo con los actores sociales para ver cómo generar las conductas y las políticas necesarias para que las decisiones converjan en lo presupuestado», señaló.

El diálogo empezó con los representantes de los trabajadores y seguirá con reuniones con los distintos sectores del empresariado. Moroni detalló que se van a realizar encuentros periódicos de monitoreo para hacer coincidir estas políticas con el presupuesto. «Necesitamos, además de un buen proyecto macroeconómico, acuerdos políticos», abundó.

Tras ser consultado por el resultado del encuentro, Moroni respondió que «el resultado ES el encuentro» en sí mismo, por lo que cierran conformes dada la asistencia perfecta de los dirigentes sindicales.

«Estaremos monitoreando la evolución de los precios y de los salarios» pero aclaró también que «las consultoras se equivocan con el cálculo de inflación anual proyectada casi de manera constante», cerró el ministro.