viernes, enero 22

CABA: Los trabajadores de Desarrollo Humano y Hábitat denuncian «desmantelamiento»


Son trabajadores del Programa de Acompañamiento Social Integral que fueron despedidos por el gobierno de Larreta. Hablan de «intento de desmantelamiento de la iniciativa».

Los trabajadores del Programa de Acompañamiento Social Integral (PASI) del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la ciudad de Buenos Aires denunciaron el intento de desmantelamiento de la iniciativa y 15 despidos que provocaría que «casi mil familias queden en situación de calle».

Un comunicado del personal del sector sostuvo que «la totalidad de los trabajadores es esencial y no descartable», y denunció que las cesantías «injustificadas» se produjeron el 23 de diciembre último.

«Son trabajadores esenciales, aunque contratados de forma precaria y con ingresos miserables, por debajo de la línea de la pobreza. Tampoco se les reconoce las tareas realizadas en el contexto de la pandemia de coronavirus», señalaron.

El personal aseguró que quienes «no fueron aún desvinculados del PASI serán reubicados en otras áreas del Ministerio, lo que evidencia el vaciamiento del programa».

Los representantes del personal indicaron que a diario acompañan a más de 1.000 familias «en situación de vulnerabilidad social, emergencia habitacional-sanitaria -en su mayoría mujeres solas- y con riesgo inminente de quedar otra vez en situación de calle», y añadieron que el sector sufre «desocupación, está excluido del sistema de salud y expulsado del educativo, lo que es preciso revertir de inmediato, y tiene hijos a cargo».

También aseveraron que las cesantías se produjeron de forma «discrecional e injustificada», en un contexto en el que los trabajadores triplicaron sus tareas ante «la escasez de recursos de un Gobierno que no invirtió en la contratación de personal en las áreas sociales fundamentales, y que hoy descarta violentamente a trabajadores».

Los empleados denunciaron «las políticas de ajuste del Ejecutivo porteño en un contexto de crisis económico-social y sanitaria» y exigieron las reincorporaciones.

También demandaron «el cese de la precarización laboral y de la violencia en el ámbito de trabajo y el inmediato pase a planta de todos los empleados del PASI».

Fuente: Télam.