miércoles, agosto 17

Benítez fue reelecto al frente del gremio de textiles y destacó el rol de la política del Gobierno en la recuperación de la actividad

El titular de la Asociación Obrera Textil (AOT), Hugo Benítez, comenzó su segundo mandato al frente del gremio, luego de las elecciones con lista única y 88% de los votos emitidos, y reivindicó «la política de importaciones del ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas», durante la asunción del cargo por otros cuatro años.

«La política de importaciones que realiza el ministro de Producción, Matías Kulfas, posibilitó que la industria textil trabaje bien y con perspectivas de futuro», dijo.

Benítez asumió en un acto hasta 2026, luego de los comicios de renovación de autoridades realizados el 9 y 10 de marzo último, ocasión en la cual reafirmó «la voluntad de continuar asumiendo el desafío y honor que significa representar en todo el país los derechos y conquistas de la histórica organización», afirmó.

Benítez fue reelecto al frente del gremio de textiles y destacó el rol de la política del Gobierno en la recuperación de la actividad
Benítez fue reelecto al frente del gremio de textiles y destacó el rol de la política del Gobierno en la recuperación de la actividad

En las elecciones participó el 85% del padrón, Benítez se impuso con su Lista única 9 y será acompañado por el adjunto Jorge Listo, indicó el gremio.

«Es hora de renovar el protagonismo en cada puesto de empleo para que las patronales sepan que los salarios y las condiciones de trabajo deben ser acordes con las necesidades de la revalorización del poder adquisitivo», enfatizó.

El dirigente gremial explicó que «el sector textil observa con buenos ojos el presente y futuro de la actividad y las actuales inversiones», y aseguró que cumple, al igual que el resto de la industria nacional, «un rol muy importante para producir la recuperación total de la economía de la Argentina».

«Las acciones gremiales realizadas protegieron las fuentes de empleo y el poder adquisitivo de los salarios, e impidieron el avasallamiento de derechos. Se lograron acuerdos paritarios que paliaron la caída del salario real, provocado por la actual crisis local y global. Pero la materia pendiente del Gobierno nacional con los trabajadores de la actividad es la elevada inflación», sostuvo el dirigente.

Benítez destacó el rol cumplido por las obras sociales durante la Covid-19, pero afirmó que existe «el peligro del desfinanciamiento económico por la retención indebida de los aportes genuinos mensuales de los afiliados», aunque aseguró que el gremio continúa ofreciendo «la mejor cobertura en un contexto inédito».