domingo, septiembre 25

Bélgica se sumó a los países que implementaron la semana laboral de 4 días y Recalde vuelve a la carga: «Hay que insistir en bajar la duración de la jornada laboral»

El abogado laboralista Héctor Recalde consideró hoy que la decisión del gobierno de Bélgica de permitir concentrar la jornada laboral en cuatro días (en vez de cinco) sin reducir la carga horaria semanal «tiene sus pro y sus contra», pero pidió trabajar «sobre la realidad» argentina, donde marcó que la prioridad es «insistir en que hay que bajar la duración de la jornada» laboral.

En diálogo con Radio 10, Recalde detalló que la semana de trabajo en Bélgica tiene 40 horas mientras en la Argentina «tenemos 48 horas semanales».

El abogado hizo ese contraste al ser consultado por la reforma presentada la semana última en Bélgica, que permitirá a los empleados que lo deseen concentrar sus jornadas en cuatro de los cinco días de la semana laboral, aunque sin suponer una reducción de las horas trabajadas a la semana (podrán trabajar hasta 10 horas por días para acumular las horas quitadas a los viernes).

Para Recalde, quien entre 2015 y 2017 fue jefe del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, la medida «tiene sus pro y sus contra» aunque insistió en la necesidad de trasladar ese debate a la Argentina: «Trabajemos sobre la realidad» local, prometió.

En este sentido, recordó que mientras era diputado intentó impulsar una reducción de la jornada laboral de 48 horas semanales a 45. «Y no lo logré», subrayó.

Bélgica también implementó la semana laboral de 4 días y Recalde vuelve a la carga: "Hay que insistir en bajar la duración de la jornada laboral"
Bélgica también implementó la semana laboral de 4 días y Recalde vuelve a la carga: «Hay que insistir en bajar la duración de la jornada laboral»

Sostuvo entonces que «hay que insistir en que hay que bajar la duración de la jornada por muchas razones, incluso para beneficio de los propios empresarios».

El letrado recordó que esto «aumenta la productividad y baja los accidentes de trabajo», además de que podría abrir nuevas fuentes de empleo.

«Lo único que no se puede hacer es bajar los brazos», exhortó en relación al tema Recalde, quien además recordó «el tiempo que insume el traslado» para llegar todos los días hasta los lugares de trabajo.