martes, septiembre 27

Gremio de lecheros filma aprietes de la dueña de Lácteos Vidal a trabajadores durante una protesta

El sindicato Atilra acompaña a los trabajadores de Lácteos Vidal que retomaron el paro y protestan frente a la planta. Desde la empresa buscaron criminalizar la protesta pero el gremio aclaró de antemano que no se trata de un bloqueo y filma la protesta para evitar nuevos ataques judiciales.

Los trabajadores realizan una protesta desde el jueves en la planta que la empresa tiene en Moctezuma, una pequeña localidad ubicada a 30 kilómetros de Carlos Casares, en la provincia de Buenos Aires.

El sindicato de trabajadores de la industria láctea Atilra retomó el paro luego de que se dictara la conciliación obligatoria en julio porque la negociación todavía no llega a buen puerto.

El reclamo es, entre otras cosas, por la recategorización de 14 empleados. Desde la empresa afirman que de esos 14 casos, el Ministerio de Trabajo ya se expidió y dijo en 12 no correspondía, y de las dos restantes, a una se accedió y a la otra no sin motivo aparente.

En ese contexto Alejandra Bada Vázquez, miembro de la familia propietaria de la empresa, se filmó con el discurso de que los reclamos hacen peligrar las fuentes de trabajo y calificando la protesta de los trabajadores como violencia.

Por su parte, Heber Ríos, dirigente de Atilra publicó un video en el que se ve a Bada Vázquez increpando personalmente a los trabajadores para que se separen de sus representantes sindicales y hablarles en privado para hacer que vuelvan a trabajar sin corregir nada. Bajo la amenaza de que si no lo hacen la empresa va a cerrar.

“Los dueños de Lácteos Vidal y sus asesores algún día van a tener que dejar de usar el mismo cantito de siempre para deslegitimar los reclamos de los laburantes. En la fábrica NO hay bloqueo, simplemente huelga y resistencia obrera. A las pruebas me remito”, agregó Ríos.

La aclaración responde a la estrategia que sostienen algunos empresarios agrupados en el Movimientos de Empresarios Anti Bloqueos, encabezado por referentes del Pro. Un refrito, ya corporativo, de la criminalización de la protesta con la complicidad de parte del Poder Judicial.

Atilra ya tuvo algunas experiencias con acusaciones de supuestos bloqueos que terminaron dirimiéndose en la Justicia, caso Lácteos Conosur y Lácteos Mayol. Ahora directamente plantan una bandera con declaración de intenciones y filman con un dron la forma del reclamo.

El mismo Ríos había explicado días atrás también en redes sociales: “Mientras los dueños de Lácteos Vidal pasean por Europa, sus trabajadores continúan acampando en las inmediaciones de la planta ubicada en Carlos Casares reclamando que se respeten sus derechos. Desde el 2018 vienen denunciando, entre otras irregularidades, falta de personal, incumplimiento de las normas de seguridad e higiene, constantes rechazos ante el pedido de recategorizaciones, descuentos arbitrarios y mal encuadramientos”.