martes, agosto 16

ATE habló sobre el documento de la «Gestapo Antisindical» de Cambiemos que publicó InfoGremiales: “Esta persecución, después de la del ’76, fue la peor.»

El sindicato de estatales ATE se hizo eco de la información publicada por InfoGremiales. Los documentos a los que accedió a este portal evidenciaron el plan sistemático que se preparó desde la gestión macrista en la provincia para desarticular la organización obrera y cerrar el Astillero Río Santiago.

«El portal InfoGremiales accedió al plan sistemático mediático y judicial que se preparó en la cartera de Villegas para desacreditar a ATE, bajar los salarios, enjuiciar a los trabajadores y cerrar Astilleros Río Santiago.», difundieron desde el portal de ATE Nación.

El objetivo del ataque sistemático llamado «agenda integral» estaba distribuido en tres: la «agenda económica», la «agenda judicial» y la «agenda pública» y la destinataria principal era ATE Ensenada y las gestiones anteriores de Astilleros. Pero no se quedaba ahí. De hecho buscaba disciplinar a todos y extender los juicios hacia los operarios.

“En ese entonces no estábamos informados pero sí sospechábamos algo desde el momento que cayó la intervención armada dentro del Astillero el 7 de mayo de 2018, la cual entró despidiendo gerentes y en su gran mayoría compañeros de carrera que se habían formado dentro de ARS. Esa fue una señal muy fuerte de cuáles eran las intenciones”, señaló Francisco Banegas, secretario general de ATE Ensenada a Canal Abierto.

Y agregó: “Después de esto, nos sacaron los derechos que nosotros teníamos por convenio como las vacaciones y el premio a la eficiencia, no nos daban categorías como correspondía y paralizaron todas las obras. Este fue otro paso que dieron para ir acorralándonos. También dejaron de pagarnos la cuota societaria, cortaron todas las licencias gremiales y no pagaron los salarios por ocho meses a los dirigentes gremiales”.

Al respecto, el referente de ATE Ensenada sostuvo al mismo medio: “Esta persecución, después de la del año 76, fue la peor. Ni siquiera la de los 90 tenía una connotación de este tipo, y ver que un ministro que llamaba a dialogar, que decía que iba a resolver los problemas consensuando pasó a querer armar una Gestapo. Eso es muy repudiable y es una actitud que la Justicia no puede dejar pasar, que debe investigar en serio y que todas las causas que nos armaron se deben caer. Por un lado no sorprende, pero por otro todas estas actitudes indignan porque en nuestro caso particular nos hacían seguir con autos negros, sacaban fotos frente a la organización gremial, siempre han buscado intimidar la resistencia de los trabajadores”.

Según Canal Abierto, el material audiovisual confirma las denuncias efectuadas por la CTA Autónoma junto a las demás centrales argentinas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 2017. “Allí denunciamos un plan sistemático de criminalización de la protesta social, estigmatización de dirigentes sindicales (incluyendo arrestos y detenciones), estigmatización de jueces, intervención, suspensión y disolución de sindicatos, denegación de sus registros, restricciones al cobro de la cuota sindical, apuntando a un reforma laboral regresiva para ofrendarla a las corporaciones económicas y que logramos frenar con las movilizaciones en la calle”, señalaron Ricardo Peidro, Hugo Cachorro Godoy y Claudia Baigorria, el tridente al frente de la Central.