jueves, agosto 18

Apoyo internacional para Pablo Moyano en el conflicto con Garbarino

La federación internacional del transporte ITF levantó una publicación de Camioneros sobre la movilización que Pablo Moyano encabezó en el contexto del conflicto entre Garbarino y los miles de trabajadores, entre los que hay 200 camioneros. Es que el dirigente argentino es también vicepresidente de la ITF Global Union y aprovecha todas sus conexiones para mostrar su capacidad de movilización de cara a la apertura de elecciones sindicales en el país.

La Federación Internacional de Trabajadores Transportistas (por sus siglas en inglés ITF) regional América compartió en sus redes el tuit de InfoCamioneros, en el que resaltaban la participación de Pablo Moyano en la marcha por el atraso de salarios en Garbarino: «Si no tenemos un compromiso de pago el viernes, nos movilizamos. Fuimos esenciales, que nos paguen», citaron de el sindicato local de choferes.

«El apoyo a nuestro vicepresidente mundial @ITFglobalunion Pablo Moyano, en la lucha que llevan adelante en el país en defensa de los derechos de los #trabajadores de #Garbarino», expresaron desde la ITF de América.

Los Moyano abren sus alas. Pablo lideró personalmente una movilización en medio de la crisis de Garbarino con la perspectiva de retomar el viejo sueño de Hugo Moyano, de quedarse con el gremio de Armando Cavalieri.

«Lamentablemente esta empresa comenzó a decaer por el plan económico del macrismo y la pandemia. Hace seis meses que no funciona y no paga los salarios. El centro logístico está cerrado, los locales también. Venimos a exigir a esta cueva financiera donde funciona Garbarino que se hagan cargo», advirtió Moyano.

Además criticó al ministro nacional que se opuso a la reducción de la jornada laboral: «Le pido al ministro Kulfas, creo que así se llama porque no es muy conocido, que les dé tranquilidad a los trabajadores».

«Si no tenemos respuestas, si no tenemos un compromiso de pago, marcharemos el viernes al Ministerio de Producción», amenazó el camionero.

También aludió al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, a quien le pidió que «convoque a Garbarino» para buscar una solución, y recordó que «les dieron subsidios a todos».

La mirada de los Moyano llega al desembarco en el Sindicato de Empleados de Comercio. Ahora la apuesta del moyanismo es a acumular peso propio. Llegado el caso, podrían trasladarle los votos a Ramón Muerza el delegado de COTO y amigo de Alfredo Coto.