Paran y movilizan los judiciales por aumento salarial y contra el traspaso a la Ciudad

Paran y movilizan los judiciales por aumento salarial y contra el traspaso a la Ciudad

Comenzó hoy a las 10 y se extenderá por 36 hroas. La Unión de Empleados de la Justicia Nacional además moviliza al Congreso. Reclaman un aumento salarial del 20% para el último tramo del año y rechazan al traspaso de la Justicia a la Ciudad.

Los trabajadores englobados en la Unión de Empleados de las Justicia de la Nación (UEJN) iniciaron un paro de 36 horas, en reclamo por un aumento salarial y en rechazo al traspaso de la Justicia a la Ciudad. De esta forma, el nuevo presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, afronta el primer paro general de su gestión.

A partir de las 10 horas, los trabajadores judiciales iniciaron el cese de actividades y avanzaron con una movilización hacia el Congreso. La medida se replicará en el interior del país, en donde el paro será de 48 horas.

Los trabajadores reclaman una recomposición salarial del 20% correspondiente al último trimestre del año y rechazan el traspaso de la Justicia nacional al ámbito de la Capital Federal.

Julio Piumato, secretario general de la UEJN, aseguró a Infobae que “la movilización es en defensa de los derechos y la Justicia. Impugnamos una iniciativa de traspasar la Justicia a la ciudad de Buenos Aires”.

En esta línea, comentó que en el Congreso se está tratando un proyecto para traspasar a la Ciudad, el fuero de Defensa del consumidor, “que nunca fue puesto en funcionamiento y que modificaría la Ley Cafiero”. A partir de esto, Piumato asegura que el Ejecutivo podría haber “allanado el camino para luego fácilmente traspasar los fueros Laboral, Penal, Comercial, Civil, Mandamientos y Notificaciones, Archivo, con simples convenios entre Capital y Nación”.

“Estamos defendiendo la independencia del poder judicial, que está siendo amenazada por el Gobierno”, sentenció y agregó que “en un solo movimiento conseguirían avasallar nuestros derechos y manipular a la justicia para obtener impunidad (Penal), flexibilizar derechos laborales (Trabajo), proteger a la banca usurera (Comercial) entre otros”.

De esta forma, los trabajadores judiciales buscan evitar que el Gobierno avance y traspase todos los demás fueros y los depósitos judiciales a la Ciudad.