Mientras el Gobierno busca aprobar la reforma previsional, el Papa pide cuidar a los jubilados

Mientras el Gobierno busca aprobar la reforma previsional, el Papa pide cuidar a los jubilados

“Un pueblo que no cuida a los abuelos y no los trata bien es un pueblo que no tiene futuro”, señaló el Papa Francisco en un spot que difundió desde las cuentas oficiales.

Como si se tratara de un mensaje direccionado, el Papa Francisco pidió “cuidar a los ancianos” en medio de la reforma jubilatoria que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri.

Es un nuevo gesto contundente contra las reformas que impulsa el Gobierno. El mes pasado, el Papa había recibido a Pablo Moyano, el sindicalista de la CGT que se opone con mayor fuerza a la reforma laboral y que más preocupa al oficialismo.

En la última entrega del año de su serie mensual de videos por YouTube, el Papa pidió este lunes por “los ancianos” y los convocó a “colaborar” con la educación de las nuevas generaciones.

“Un pueblo que no cuida a los abuelos y no los trata bien es un pueblo que no tiene futuro. Los ancianos tienen la sabiduría”, aseveró el pontífice en la emisión de diciembre de la serie “El video del Papa”, divulgado ayer.

“A ellos se les ha confiado transmitir la experiencia de la vida, la historia de una familia, de una comunidad, de un pueblo”, aseveó Jorge Bergoglio en la pieza de más de un minuto de duración que cierra los clips mensuales sobre sus intenciones de oración.

“Tengamos presentes a nuestros ancianos, para que sostenidos por las familias e instituciones, colaboren con su sabiduría y experiencia a la educación de las nuevas generaciones”, convocó en la pieza divulgada por YouTUbe y por el sitio elvideodelpapa.org.

Este mismo lunes, el diputado macrista Pablo Tonelli defendió el proyecto de reforma previsional y aseguró que con la nueva fórmula de actualización de haberes los jubilados “perderán plata, pero no poder adquisitivo”.

En el Gobierno aún esperan por los primeros resultados positivos de la reunión concretada en octubre entre el Papa y Esteban Bullrich, que hizo ilusionar al macrismo con el nacimiento de una nueva relación con el líder de la Iglesia Católica.