El primer paro internacional de mujeres tendrá en Argentina uno de sus puntos más altos

El primer paro internacional de mujeres tendrá en Argentina uno de sus puntos más altos

La medida es convocada por un amplio abanico de organizaciones de mujeres y promete volver a colmar las calles. Cuestionará la violencia machista y la desigualdad de género en el ámbito laboral.

Con distinta cobertura gremial, de acuerdo a lo dispuesto por los diferentes gremios, hoy las mujeres argentinas se plegarán al primer paro internacional de muejres en el marco del día internacional de la mujer trabajadora. Luego de dos días de masivas manifestaciones, se espera que nuevamente las calles estén colmadas y que el grito “Ni una Menos vuelva a hacerse sentir.

Cualquiera de las variables que se tome de los indicadores laborales muestran números mucho más negativos para las mujeres que para los varones: tienen trabajos más precarios, jornadas más extensas y cobran un salario, en promedio, 27% menor que el de los hombres por la misma tarea.

El reclamo por condiciones laborales más justas, además del pedido al Estado por la escalada de femicidios -en 2016 asesinaron a una mujer cada 33 horas, según La Casa del Encuentro-, son algunos de los motivos por los que distintas organizaciones, lideradas por el Colectivo Ni Una Menos, llamaron a un paro de mujeres, en el marco de una jornada internacional de lucha.

Las modalidades de participación serán múltiples. Desde la organización se propuso un ruidazo a partir de las 12 y a las 17 una concentración en el Congreso para marchar hacia Plaza de Mayo.

Desde Ni Una Menos Córdoba señalaron que, “a pesar de las adhesiones de las Centrales Sindicales, (éstas) no han garantizado en su totalidad la protección gremial”, por lo que sugirieron la participación activa en las redes sociales.

Luego de las multitudinarias convocatorias realizadas por Ni Una Menos, se espera que el capítulo argentino de la huelga de mujeres sea de los más trascendentes a nivel mundial y que sea el comienzo de un desembarco de la problemática de las mujeres al ámbito gremial, algo que viene postergado desde hace años.