martes, diciembre 6

Una mayor apertura comercial hace peligrar puestos de trabajo

La AFIP ampliará la cantidad de productos que se podrán comprar en el exterior. Además, cada argentino podrá hacer hasta 5 compras al año, aunque los productos no deberán superar el valor de 1.000 dólares y los envíos no deberán pesar más de 50 kilos.

Según trascendió del borrador que será anunciado en los próximos días, Infobae anunció que no se podrán comprar más de 3 unidades del mismo producto. Y no podrán hacerse compras con fines comerciales.

Respecto al tipo de mercadería autorizada, se podrán ingresar: alimentos, textiles, juguetes y hasta celulares como iPhones, sin la necesidad de tramitar una licencia automática o un estampillado de importación.

Las primeras reacciones frente a la flexibilización del servicio «puerta a puerta» llegaron desde el sector textil. «El relajamiento de las regulaciones puede ser aprovechado en desmedro de la industria nacional», advirtió Marco Meloni, vicepresidente de ProTejer.

En su visión, si se libera la importación vía courier y no se monitorea a fondo qué tipo de productos textiles se ingresan al país y a qué precios, esto puede afectar a las pymes del sector, y por consiguiente implicaría pérdida de empleo y precarización laboral.

Lo mismo aplica a otros rubros sensibles a la competencia externa como los juguetes, que fue prácticamente desmantelada en la década de 1990.