sábado, enero 29

Tras la represión, pequeños productores pudieron realizar el verdurazo en Plaza de Mayo

El coordinador nacional de la UTT, Nahuel Levaggi, se subió a uno de los camiones y reclamó «sí a la lechuga y no a los palos», al iniciar el reparto, y dijo que se trata de «un gesto de solidaridad para los que más necesitan».

La verdura llegó en tres camiones de los productores a la Plaza de Mayo, que tras un acuerdo entre la UTT y el Gobierno porteño, se realizó con total ausencia de efectivos policiales.

«Esta vez con un permiso acordado con el Gobierno, esta vuelta a la Plaza significa que nosotros combatimos el hambre con la lechuga y que nunca más haya palos ni una abuelita Teresa que junte la verdura frente a la Policía», dijo Levaggi en declaraciones a NA.

Y agregó: «Lo importante es que la gente se indignó con lo que paso hace quince días y demuestra que el modelo de hambre no va más y que tenemos que construir entre todos un modelo de solidaridad».

Levaggi pidió «combatir el hambre sin palos» y señaló que «la situación económica se cambia con solidaridad y organización de la gente».

«Hace quince días nos reprimieron y hoy estamos ocupando nuevamente la plaza, marcando que la dignidad de la gente no se negocia» dijo el dirigente de la UTT.

También reclamó «políticas públicas que intervengan en los mercados comercializadores con canales de venta directa y locales que eviten la distorsión de precios entre los productores y las góndolas de los supermercados».

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Lito Borello, dijo que el acto «es una demostración más del nivel de crisis y de injusticia al que nos está llevando el Gobierno».

Y añadió: «La solidaridad y la organización comunitaria es la mejor manera de ir paliando esta situación de hambre y pobreza a las que nos condujo este Gobierno».

En tanto, el diputado del Frente Para la Victoria y vicepresidente de la comisión de Agricultura, Luis Basterra, pidió que el Estado «asuma el rol de equilibrar la relación, entre quienes tienen poco poder de comercialización y los que intermedian en el mercado».

Asimismo, reclamó que el Gobierno promueva «centros de comercialización y de agricultura familiar y que mejor que esta demostración de que el estado intervenga para mejorar la situación de la gente».

El legislador dijo que «faltan políticas que contribuyan a cortar la especulación de la intermediación y que el productor pueda tener un acceso genuino a los canales de venta, sin trabajar a pérdida y la población tenga un genuino acceso a esos productos, con rentabilidad para el productor y accesibilidad para el consumidor».

Junto a los productores de la UTT se movilizaron también en apoyo a la protesta miembros de la CTA, la Corriente Clasista y Combativa, ATE y el Movimiento Dignidad Popular, entre otras organizaciones.