jueves, agosto 11

Trabajadores del Bauen ahora van por el Senado

«En estos 13 años pasamos de todo. Pensamos que nunca iba a salir la expropiación y finalmente llegó, porque luchamos, coordinamos, nos organizamos con otros compañeros; no perdimos la confianza en lo que hacemos y esperamos la sanción en el Senado, si es posible, la semana próxima», dijo a Radio Télam Federico Tonarelli, vicepresidente de la Cooperativa Bauen.

El dirigente también preside la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta), espacio se debe «fortalecer, porque para el gobierno que viene hay una traza política ideológica que entiende que lo nuestro no está bien», consideró.

«Nos han llamado ladrones, incluso el antiguo dueño del Bauen dijo que éramos invasores. Entonces este nuevo contexto nos pone en alerta, por lo que tenemos que seguir organizados, fortaleciendo la Federación y la Confederación de cooperativas. Como mínimo, lo que viene es preocupante», expresó Tonarelli.

El jueves la Cámara de Diputados dio media sanción a la expropiación del Bauen para que sea propiedad de la cooperativa de trabajadores que recuperó el emprendimiento en 2003, cuando los dueños lo cerraron tras la crisis del 2001 dejando a todos sin empleo.

La expropiación es a cambio de la deuda que el titular de los bienes registra con el Estado por créditos que contrajo con el ex Banco Nacional de Desarrollo (Banade) y ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La norma aprobada por Diputados establece que se entregará el uso del inmueble a la Cooperativa de Trabajo Buenos Aires Una Empresa Nacional Limitada (Bauen), que deberá «destinar y crear espacios de promoción cultural y realizar actividades educativas, artísticas y sociales».

También «deberá ceder parte de sus instalaciones para el desarrollo de prácticas educativas laborales que permitan el aprendizaje de oficios relacionados con la hotelería».
Ahora, el proyecto debe pasar el trámite parlamentario en el Senado y si se convierte en ley, debe ser promulgado por la Presidencia de la Nación.

«No podemos ni pensar en un veto presidencial. Tenemos reservas en el hotel para el año que viene y armado el presupuesto 2016. La cooperativa está muy fuerte en lo laboral y económico. Funciona muy bien», destacó Tonarelli.

Luego de la crisis socio-económica del año 2001, más de 200 empresas fueron recuperadas y son gestionadas por sus trabajadores, según registros de la Federación que las aglutina, siendo la cooperativa Bauen una de las referentes pioneras del trabajo autogestivo.