domingo, septiembre 25

Sobró carne en el asado de Barrionuevo y Moyano

Durante el plenario en el hotel de Gastronómicos, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo pidieron la unificación de las CGT, lo que fue apoyado por las decenas de secretarios generales de gremios que asistieron a la cumbre sindical opositora.

Sin embargo, el tradicional plenario sindical de verano que encabeza Barrionuevo en el marco del festejo de su cumpleaños perdió peso a raíz del faltazo de algunos gremialistas del sector de transporte como Roberto Fernández (UTA), por lo que «no se pudo avanzar ni el tema de la unidad ni armar un plan de medidas de fuerza», según expresaron fuentes gremiales que participaron de la reunión.

La foto de Moyano y Barrionuevo con todos sindicalistas opositores marcó el fracaso de las negociaciones para la unificación de la CGT, y desde el moyanismo ya apuntaron contra los gremialistas enrolados en la central obrera que lidera Caló al afirmar que «preferimos estar nosotros solos, pero seguir defendiendo al trabajador».

Fernández ya había adelantado a que «lograr la unidad es muy fácil: renuncian los tres secretarios generales (Moyano, Caló y Barrionuevo) y nos reunimos todos y elegimos a una nueva conducción”.

Perseverante en su objetivo de ser una especie de jede de la oposición, a pesar de su alta imagen negativa, Moyano expresó que “en este plenario estamos desarrollando y elevando un mensaje a la sociedad de la necesidad de unirnos».

«Tenemos la responsabilidad de prever al futuro gobierno de que esta es una situación complicada y estamos dispuestos a contribuir y colaborar para que los trabajadores no sean los perjudicados en cada crisis que atraviesa el país», advirtió.

A su vez, el líder camionero apuntó contra los dirigentes opositores que intentaron sacar rédito político con la muerte del fiscal federal Alberto Nisman al sostener que «hemos visto políticos comprometidos con este tema que se está debatiendo en el país y en el movimiento obrero no estamos en este tema”.

Por su parte, Barrionuevo citó la reconocida frase del General Perón al afirmar que a «este país lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie», y aseguró que “hoy por hoy tiene más vigencia que nunca, porque los trabajadores necesitan que los gremios estemos unidos».

«Hace un año, estuvimos reunidos acá mismo y hoy vemos que las cosas se agravaron, la sociedad, los trabajadores estamos pasando por momentos muy difíciles, que si no nos unimos y lo arreglamos entre todos no lo arregla nadie”, reiteró el líder gastronómico.

Los sindicatos opositores tampoco pudieron anunciar un paro de los gremios del transporte, como inicialmente se esperaba, ya que en los días previos anunciaron su ausencia los principales sindicatos que, sin embargo, confirmaron una nueva reunión del sector para el próximo 19 de febrero en la que se podría definir una medida de fuerza para los próximos meses.