domingo, octubre 24

Sin la UTA Moyano se ata a los cortes trotskistas

Los colectiveros liderados por Roberto Fernández no adherirán al paro nacional convocado para el jueves por las centrales obreras opositoras: la CGT que lidera Hugo Moyano, la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli.

Así, habrá servicio de colectivos normal en la corta, media y larga distancia.

Si bien Fernández se corrió de la CGT oficial de Antonio Caló, está aún negociando con el Estado el incremento de subsidios para que los empresarios del sector puedan afrontar la suba del acuerdo salarial pactado con su gremio hace algunas semanas.

Además, aunque Fernández blanqueó su acercamiento al espacio de Sergio Massa, el sindicalista decidió no jugar a fondo en su apoyo al Frente Renovador.

Por otro lado, la relación entre Fernández y Moyano es históricamente mala. Desde que el líder de la UTA heredó el sindicato de manos de Juan Manuel “Bocha” Palacios, ex ladero del camionero en la fundación del MTA, comenzó a separar el camino de dos de los gremios más importantes del transporte del país.

Fernández provenía de un ala de la UTA vinculada al gastronómico Luis “Bandeja” Barrionuevo y, por aquellos años, Moyano y Barrionuevo eran enemigos irreconciliables.

El ferroviario Omar Maturano intentó sin éxito persuadir a Fernández para que se sume a la medida de fuerza.

La adhesión de la UTA a la jugada moyanista era clave porque garantizaba la paralización absoluta del transporte público, ya que es un gremio que puede detener la circulación de los colectivos. Además, suele bloquear las vías de los subtes para que no haya servicio a pesar de que los metrodelegados no se sumen al paro.

Así, sin el poder de fuego del sindicato manejado por el «Gallego» Fernández, Moyano ata la suerte de su paro general a la ola de piquetes que anunció la izquierda trotskista.

Esas agrupaciones realizarán una ola de piquetes para diferenciarse de las conducciones de las centrales obreras y levantar sus banderas con la cobertura mediática que los cortes atraen.

Panamericana, Puente Pueyrredón y Acceso Oeste, los tres puntos clave de acceso a la Capital, este jueves estarán bloqueados bajo las consignas “basta de suspensiones y despidos, por un aumento salarial de emergencia, por la anulación del impuesto al trabajo, por la estatización de toda empresa que cierre y por el no pago de la deuda externa”.

El dirigente Héctor “Chino” Heberling declaró que “la intención es que la lucha la hagan también los trabajadores, que no se queden en la casa tomando mate, que salgan a protestar”.

La Mesa del Encuentro Sindical Combativo, integrada entre otros por el ‘Pollo’ Sobrero, ferroviario de la línea Sarmiento; el municipal jujeño ‘Perro’ Santillán y Jorge Ayala dirigente de FATE SUTNA San Fernando, militante del Nuevo MAS, también impulsarán piquetes para garantizar que la medida sea contundente.