martes, diciembre 6

Puma reemplaza producción por importaciones y 200 empleados quedan en la calle

La apertura de importaciones sigue haciendo estragos en la industria local. Ahora se conoció que la empresa de indumentaria deportiva Puma comenzará a suplantar parte de su producción local con productos importados. El cambio deja de manera directa a 200 trabajadores en la calle.

Se trata de empleados de la fábrica de insumos de calzado deportivo Herzo, radicada en San Luis, proveedora de la alemana Puma, que perderán sus puestos trabajo en agosto debido a la caída en ventas.

Esta Pyme, desde hace tres décadas ubicada en la localidad de Concarán, logró producir 1.400 pares de zapatillas por día, las que eran terminadas en la planta de Puma en La Rioja, y otros 1.600 pares para salir al mercado.

Marcelo Iglesias, apoderado de Herzo, explicó que se hace «bastante difícil competir ante los productos de China y Brasil», donde hay salarios más bajos, y aclaró que no tienen «problemas financieros ni económicos, pero no nos podemos sostener».

El empresario advirtió que «las importaciones que se abrieron a partir de diciembre» próximo afectaron significativamente a la empresa, en especial por la llegada de productos desde China y Brasil.

También se refirió a las cuestiones salariales, resaltando que un trabajador argentino, con los últimos aumentos, cobra 1500 dólares, frente a los escasos 240 de un obrero chino.