jueves, diciembre 8

Por pedido de Micheli, Triaca le suspendió las elecciones a la CTA Perón

Faltando menos de 24 horas para la votación y cuando la cúpula de la central obrera estaba marchando junto al triunvirato de San Cayetano, el Ministerio de Trabajo notificó la suspensión de las elecciones de la CTA Autónoma que lideran Ricardo Peidro y Hugo «Cachorro» Godoy.

La cartera laboral se basó en una serie de impugnaciones presentadas por Pablo Nelson Micheli y por José Rigane para justificar la decisión y terminó haciendo estallar una guerra que venía creciendo subterráneamente en los últimos dos años.

«Las elecciones están construidas con la militancia y el respaldo de todas las instancias organizativas y legales, de acuerdo al estatuto de la organización y a la Ley vigente», sostuvieron en un comunicado Peidro y Godoy y ratificaron que hoy se vota.

Además explicaron que interpusieron un recurso «que suspende los efectos de la disposición del Ministerio» y estudian «la responsabilidad penal de los firmantes y de los funcionarios que dispusieron una medida arbitraria e inconstitucional».

Ayer mismo los refertentes ceteístas denunciaron ante «la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo la injerencia de la Dirección de Asociaciones Sindicales en el proceso electoral de la Central».

«Esta injerencia del Gobierno de Cambiemos en la vida interna de la Central no es otra cosa que el intento de deslegitimar una herramienta de organización de la clase trabajadora que está en la calle, en lucha contra el ajuste, los despidos, los topes salariales, la precarización y las políticas represivas», agregaron.

El quiebre de la central obrera, que derivó en la mudanza del sector que lideran Peidro y Godoy a la calle Peron y el posterior desalojo de Micheli de la sede de Lima, abrió una grieta que ahora Triaca puede utilizar a su antojo.

A pesar de que son varias las fuentes de la cartera laboral que hablan de la buena sintonía entre el hombre de Junín y el segundo de Trabajo, Horacio Pitrau, que incluso adelantaban esta definición, la ruptura termina siendo un arma de doble filo.

Está claro que los comicios que encabezó el propio Micheli el 28 de junio dejan un margen importante para la discrecionalidad de la gestión Cambiemos, ante las impugnaciones presentadas por los moradores de Perón, por lo que el peligro de la ilegalización de ambos está más latente que nunca.