miércoles, agosto 17

Micheli se cansó de esperar a Moyano

El líder de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) disidente, Pablo Micheli, decidió terminar la espera y ponerse en movimiento solo. Hace semanas en la sede de la CTA pacientemente se aguarda el anuncio del paro general por parte del jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, pero la decisión no llega.

Cansado de esperar que el líder camionero disponga una medida de fuerza, ayer la CTA rebelde confirmó que armará una nueva alianza y movilizará al Congreso de la Nación este 26 de agosto.

Los jefes ceteístas resolvieron que, acompañados por las fuerzas de izquierda, reclamarán contra la eliminación del impuesto a las ganancias sobre los asalariados y que se le de tratamiento a una ley de prohibición de despidos y suspensiones.

El descontento de Micheli con Azopardo se funda en las constantes dilaciones del paro general que tantas veces anunciaron en los últimos meses. Desde junio que Moyano prometió una huelga general para después del Mundial de Fútbol, pero nunca se concretó.

Es que el jefe de camioneros cree que un paro debe tener, al menos, la misma potencia que la huelga del 10 de abril y para eso necesita la adhesión de los principales gremios del transporte.

Por estos días Pablo Moyano, el hijo mayor de Hugo y Juan Carlos Schmid de Dragado y Balizamiento hacen lobby sobre Omar Maturano (La Fraternidad) y Roberto Fernandez (colectiveros) para tratar de convencerlos de realizar una nueva medida de fuerza.

En estos momentos los gremialistas comparten el congreso internacional de gremios del transporte en Bulgaria y aprovechan la oportunidad para charlar sobre el futuro cercano.

Los que tienen decidido parar y presionan por una huelga de 36 horas son los sindicatos enrolados en la CGT Azul y Blanca que comanda Luis Barrionuevo. Desde el barrionuevismo también la paciencia comienza a acabarse y amenazan con no parar si no hay pronto alguna resolución.

Mientras tanto Moyano hace equilibrio y maneja los tiempos. Hasta ahora el líder del sindicalismo opositor demostró poder sostener las presiones cruzadas. Veremos si esta vez puede volver a aunar sectores tan distintos y dejarlos conformes a todos.