jueves, agosto 11

Micheli confirmó que su central para y moviliza

El jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, ratificó que el 20 de noviembre encabezará un paro y movilización a Plaza de Mayo para reclamar, entre otras cosas, un bono de fin de año de 4.000 pesos, que «de alguna manera compense lo que se comió la inflación».

En declaraciones a racio La Red, el gremialista sostuvo «Hemos pedido un bono de 4.000 pesos y vamos a poner el reclamo en la calle, esperemos que las otras centrales acompañen».

La ratificación de la protesta llega tras una semana en la que el eje estuvo puesto en el impacto de la inflación en los salarios. Tanto desde los sectores sindicales más afines al oficlaismo como los opositores coincidieron en que es necesario detener el ritmo inflacionario como recomponer los ingresos.

También los industriales se sumaron a la polémica y sostuvieron que trabajan en mecanismos para poder sumar una cifra extra al medio aguinaldo de diciembre.

Por su parte la provincia de San Luis se adelantó al resto de las gobernaciones y confirmó que pagará $2000 a los estatales. Mientras tanto el resto de los gobernadores resisten los embates de los gremios provinciales y se muestran poco permeables a responder los reclamos.

Micheli señaló que la protesta que liderará también incluirá el reclamo de un aumento para todos los jubilados y que se exceptúe del Impuesto a las Ganancias la cuota de fin de año del Salario Anual Complementario (aguinaldo).

«La gente todos los días ve que le aumentan las cosas de una manera impresionante», se quejó el líder de la CTA disidente.

Micheli calificó como una «provocación» que el Gobierno asegure que no existe un deterioro en el poder adquisitivo. Así, cargó contra el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Comercio, Augusto Costa, quienes aseguraron no ver una aceleración de los precios.

Durante la pasada huelga de 36 horas, en agosto, la CTA de Micheli se movilizó al Congreso, donde entregaron un petitorio para que se prohíban las suspensiones por un año. Esta nueva protesta incorpora otros reclamos.

Además, el titular de la central obrera opositora contó que en las próximas horas hablará con Hugo Moyano para sumar su apoyo a la movilización, aunque el camionero mostró un perfil menos confrontativo luego del último paro realizado en agosto de este año.