domingo, octubre 24

La Corte le pone un freno al Pac-man Camionero

El sindicato de Hugo Moyano había logrado incorporar a trabajadores por fuera de la labor que representa. Fue en 2010, cuando la empresa Gate Gourmet firmó un acuerdo con el gremio, pero ahora la Corte Suprema declaró su nulidad. De esta manera, las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi y Juan Carlos Maqueda, dejaron firme el fallo de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

La apelación a la Justicia había sido por parte del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación de la Provincia de Buenos Aires. Cuestionaron la validez del acuerdo por el cual la empresa Gate Gourmet reconocía que los trabajadores de su área de transporte estaban representados por el Sindicato de Choferes de Camiones y, en consecuencia, regidos por su convenio colectivo. El sindicato de la alimentación sostuvo que durante más de treinta años había ejercido pacíficamente la representación de todo el personal de la empresa, y que el acuerdo, suscripto bajo la presión de medidas de fuerza de los camioneros, era ilegal.

No es la primera vez que Moyano busca ampliar su poder incorporando bajo su gremio a trabajadores de otras ramas. El líder de la CGT opositora presionó de distintas formas en los últimos años para que los afiliados de otros gremios se pasen a Camioneros. Especialmente la disputa se dio con el gremio de Empleados de Comercio liderado por Armando Cavalieri. Logró victorias importantes como agremiar a los empleados de los peajes, que pasó a dirigir su hijo Facundo.

Esta vez, sin embargo, a la oposición del sindicato en competencia se sumó la decisión de la Justicia en última instancia, que frenó la ambición del sindicalista opositor.